Skip to content

>Acerca de como nos defendemos.

febrero 21, 2011

>

Hace un tiempo, a traves de un enlace que encontré en facebook, llegué a un video de un programa llamado De buena Ley, donde se trataba el siempre delicado tema del cachete.
No conocía el programa, que por cierto me pareció malísimo, pero me llamó la atención el tema a tratar y como defendían las distintas posturas. Resumiendo un poquito, os cuento que se trataba de dos mujeres: una de ellas era una mujer separada, madre de un niño y la otra era la actual pareja del ex de la primera, a su vez también madre, que durante fines de semana alternos se ocupaba tambien del hijo de la primera (espero haberme explicado).
El caso es que la madre del chiquillo, decía que cuando este iba los fines de semana a casa de su padre, en alguna ocasión el pequeño había recibido un cachete, empujón o similar, por parte de la actual pareja de su ex  (lo ví hace tiempo y no recuerdo exactamente los detalles).  Ella decía que jamás le había puesto la mano encima a su hijo y que bajo ningún concepto iba a consentir que nadie ejerciera ningún tipo de violencia sobre el. Hasta ahí comparto totalmente su opinión..me parece lógico y comprensible que no consientas que nadie pegue a tu hijo y estas en tu derecho de denunciarlo.
Por el otro lado, la otra mujer se defendía diciendo que el niño en cuestión era imposible, que estaba muy maleducado, que no tenía límites y que esto perjudicaba a como ella educaba a sus hijos. Por lo tanto, sentía que, el tiempo que convivieran juntos, debía tratarlo como a un hijo más y aplicar las mismas medidas y disciplina.
Los que me leeis ya sabreis que, en principio, está muy claro hacia que postura me decantaría…siempre he dicho que ni tolero ni justifico ninguna actitud violenta contra un niño, ya sea física o psicológica. Así que en principio, debería de identificarme con la mujer que defendía el derecho de su hijo a recibir un trato adecuado y no violento. Además, esta mujer, hablaba de una serie de cosas relacionadas con la crianza que comparto.
Pero había un problema…algo que me hacía rechazarla. Y era que sus palabras, sus gestos, su manera de defenderse, estaban cargadas de violencia. Hablaba a gritos, no respetaba el turno de palabra, estaba exaltada…aparentemente no existía coherencia entre lo que defendía y lo que aparentaba ser.
Como podemos estar castigando la violencia si para defendernos estamos haciendo uso de ella? la violencia no solo está en un golpe, sino que también está en una palabra, en una actitud. No podemos proteger a nuestros hijos de la violencia ni evitar que ellos a su vez sean violentos, si nosotros, aunque sea para defender algo que consideramos justo, no dudamos en utilizarla.
En alguna ocasión he oido a alguna madre decir a su hijo que no consienta que los compañeros del cole le peguen y, que si lo hacen, que el les devuelva la torta. Pues el caso de esta mujer me pareció igual de absurdo: niego que traten a mi hijo con violencia, pero con mi comportamiento le muestro que ante según que situaciones está justificado hacer uso de ella.
Puede ser que otras personas que vieron el programa no sacaran las mismas conclusiones que he sacado yo y que la manera de expresarse de esta mujer les pareciera normal, pero yo hablo de la impresión que me dió a mi.
Hubo otra cosa que me sorprendió bastante y fue la cantidad de gente del público que defendía una torta a tiempo o un cachete como un método educativo. Sé que es una práctica aún bastante extendida, pero nunca imaginé que tanto (y menos entre gente más joven).
Creo que en estos temas tan delicados tan importante es lo que defendemos como cómo lo defendemos. Si caemos en la incoherencia, si nos mostramos en contra de la violencia pero lo hacemos violentamente, si transmitimos a nuestros hijos el mensaje de que hay que hacerse escuchar a gritos y a insultos, dificilmente conseguiremos erradicar según que costumbres.
No solo tenemos que enseñar a nuestros hijos que no deben tolerar una torta ni dársela a nadie, sino que debemos ofrecerles las herramientas que les permitan enfrentarse al mundo sin violencia. Y para ello, es fundamental que demos ejemplo. Si faltamos al respeto, si hablamos a gritos, les estamos dando un ejemplo equivocado…les estaremos enseñando que la violencia termina siempre y cuando no peguen, y eso no es así.
Espero ser capaz de transmitir a David que el respeto hacia el otro es fundamental y que a veces una palabra puede doler más que un puñetazo. Espero saber enseñarle que no se entiende mejor al que habla mas alto, sino al que tiene la capacidad de explicarse correctamente.
Y por eso me esfuerzo todos los días en eliminar comportamientos interiorizados, de los que salen sin querer y que le pueden producir contradicción. Me esfuerzo en condenar la violencia, no desde la palabra, sino desde el corazón, porque creo que es la única forma de ser coherente con lo que defiendes: creyendolo de verdad.
Anuncios

From → Reflexiones

21 comentarios
  1. >Yo creo que el problema principal radica en lo que comentas al final, en que son comportamientos muy interiorizados, que tenemos muy bien aprendidos y, los cuales, resultan difíciles de erradicar.A mi mi madre me dio muchas tortas y, realmente, me cuesta horrores no ser como ella…Con el tema de las actitudes, bueno, yo también tengo un carácter fuerte, salto con facilidad, sobretodo si me siento atacada…Creo que igual esa madre, en ese momento, se sentía atacada de alguna forma y por eso reaccionó mal….

  2. >Efectivamente, la educación del cachete o del azote está muy arraigada en la sociedad. Eso no se concibe como falta de respeto o maltrato. Tenemos un largo camino por delante para defender otro modo de crianza. Por otro lado un modo más efectivo. Porque el cachete o el azote no arreglan nada de nada, no sirven para nada, además de ser intolerable. Lo que pasa que todos somos humanos, todos sentimos ira irrefrenable. Con esto no quiero justificar a nadie, pero el comportamiento humano a veces es así de ruín.Hay que trabajar otro comportamiento y sobre todo mostrar al "público" los positivos resultados de una educación sin castigos físicos, frente a la negatividad del bofetón. Insisto, mucho trabajo por delante.

  3. >Yo del tema del cachete que esta muy arraigada incluso en los jóvenes a mi también me sorprendió en uan reunión de amigos cuando uno de ellos dijo "un cachete a tiempo y dejan de hacer las cosas mal".. me quedé ojiplática, estupefacta…

  4. >Tengo más de 40 y nunca, nunca mis padres me pusieron la mano encima para nada, ni torta, ni azote, ni empujón…y no era la manera de educar en aquél tiempo…y yo no voy a ser menos que ellos, porque tengo esa forma de hacer crecer a personas muy interiorizada…me horroriza cualquier gesto de humillación hacia un niño…no lo soporto…No a los cachetes, no a la violencia mínima…se puede educar sin ella…mis padres lo hicieron y lo hicieron requetebién…un besote…

  5. >Yo tampoco nunca he recibido un cachete de verdad de mis padres pero si zapatillazos de la abuela,jajaja, pero ya eramos mayores mi hermano y yo y casi los recuerdo entre risas y no como un castigo,jajaja…lo comenté en el blog se supermamá, yo no doy cachetes a mis niñas como castigo, les doy alguno en plan jugueteo, cuando entre juegos hacen algo que no deben, pero no como castigo, no lo toman como un castigo ni yo se lo doy como eso, no son cachetes fuertes…eso del cachete a tiempo…no me convence

  6. >En esta sociedad el cachete a tiempo está de moda…me cruzo cada día que voy al pediatra, al supermercado, a pasear, etc…a padres que pegan a sus hijos porque salen a la carretera, porque corretean por el pasillo del ambulatorio, porque han cojido un paquete de galletas del super, etc…nuestras propias madres justifican el cachete, nuestras suegras, nuestro entorno, todo el mundo y encima tenemos que aguantar también como en la televisión se defienden modelos de crianza basados en lo mismo…hará dos semanas que hablaban en un programa con un cura llamado el padre loring al que no quiero hacer ninguna propaganda porque me horroriza y me provoca el vómito, y defendían la bofetada a tiempo y el autoritarismo con los niños y lo más curioso es que en ese mismo programa se debatía algo como la bofetada a tiempo con dosis de humor y diversión…me horroriza la sociedad en la que vivo, me horroriza la deshumanización de nuestra especie y la represión y sumisión a la que nos someten, sobretodo a los niños y en especial a las niñas…es vergonzoso que en la propia televisión se siga justificando el pegar a los niños como algo normal…

  7. >LadyA, creo que es lo que tu dices, una reacción normal al sentirse atacada. Y esto es algo que nos puede pasar y nos pasa a todos. Pero viene bien para reflexionar acerca de que en muchas ocasiones, la violencia se esconde también dentro de quienes luchamos contra ella, esperando el mínimo descuido para salir a la luz. Por eso es importante tomar conciencia de ello…para mejorar y ser cada día un poquito mejores.Belen, desde luego el camino a recorrer es largo y hay mucha gente que no tiene la más minima intención de cambiar esta actitud. Yo si que pienso que el cachete sirve para algo…para enseñar a nuestros hijos que no son dignos de ser tratados respetuosamente, dañando su autoestima y perpetuando una conducta que convendría erradicar.Tricius, es que es sorprendente. Entiendo que la generación de nuestros padres lo entienda como algo más normal, porque se han criado así, pero creo que nuestra generación debería ser mucho mas propensa al cambio y a no seguir repitiendo los errores de generaciones pasadas. Sobretodo cuando cada vez está mas claro que el cachete no educa.

  8. >Respecto al programa…. otra basura de las de Tele5…. la mayoría (o todos) los participantes son actores, con un guión más o menos rígido y cierto permiso para la improvisación. Por eso creo lógico el desajuste entre la actitud y el mensaje.Y respecto mal cachete he de reconocer que mi hija se ha llevado más de uno, y que la madre se ha arrepentido de todos y cada uno de ellos. Me da mucha rabia que me cueste tanto sacarme esa conducta. No es fácil, os lo aseguro, y eso que en mi casa no nos han pegado nunca…. Pero sí puedo decir que mi autocontrol es cada día mayor y mis métodos para corregir a mi hija son más tranquilos y pacíficos.

  9. >Como dices, hay comportamientos que nos vienen tan interiorizados que a veces no somos conscientes de que los tenemos o no sabemos ni siquiera como evitarlos. Es muy acertada tu idea de tratar de erradicarlos internamente, porque lo de "haz lo que yo diga pero no lo que yo haga", les crea una gran incongruencia cognitiva a los niños, ya que nos oyen decir una cosa pero nos ven hacer otra y no entienden que deben hacer. A fin de cuentas aprenden mucho mas por imitación que por instrucción.La "cultura del cachete" está muy extendida todavía, pero está en nuestra mano cambiarla. Mis padres a mi no me pegaron jamás, aunque mi madre si gritaba… y yo tengo la intención de razonar las cosas con mi hija, siempre desde su nivel en cada momento, para que entienda el porque de lo que sucede y no transmitirle ninguna violencia.Un beso!

  10. >Yo he visto ese programa alguna vez y es terrible. Me parece que está todo preparado, tanto los denunciantes/denunciados como el público, si lo ves varias veces se ve bastanta celaro que siguen un guión, siempre actúan todos igual (de mal), da igual lo que defiendan o lo que justifiquen y eso hace que se den situaciones como ésta, que quieren mostrar las dos posturas pero si quitas el volumen y te fijas en los gestos, no sabrías quién defiende cuál…

  11. >Según tengo entendido, todo el programa está hecho por actores y siguiendo un guión. Vamos, que no te creas nada de lo que has visto. Es muy probable que a los allí presentes les haya tocado defender la postura que les han adjudicado, sin más.

  12. >Mei bienvenida!! mi situación es similar a la tuya, jamás ningún adulto de mi entorno me puso una mano encima, ni padres ni abuelos ni nadie. Y tan mal no me ha ido, sin que nadie me enseñara a base de tortas! Yo, como tú, tampoco tolero ningún tipo de violencia contra nadie y mucho menos si la víctima es tan indefensa como un niño.Cartafol, los zapatillazos de las abuelas eran muy muy habituales. En aquellos tiempos era raro el que actuaba de otra manera. Pero si, como tu cuentas, lo recuerdas como algo anecdotico e incluso divertido, muchisimo mejor. Y lo que dices de que alguna vez les das alguna palmada en el culete jugando…eso no es violencia ni castigo, sino juego. COmo la intención no es castigarles ni hacerles daño, ni les humillas ni les das fuerte, simplemente jugais. Son cosas muy diferentes.Verónica, es lamentable…lo del cura ese mejor ni lo hablamos, porque es despreciable. Y lo de la publicidad favorable al cachete en televisión…pues opino lo mismo que con el tema de Dodot, no se debe consentir.Xiao, si me dices que son actores comprendo mucho más porque había una desconexión tan grande entre el mensaje trasnmitido y la manera de hacerlo…vete a saber cuales eran las ideas reales de esa chica!!! Por otro lado, el que se te escape algun cachete, pero seas tu misma la primera en increpar tu actitud y tratar de enmendarla es positivo, puesto que muestra que aunque como todo ser humano a veces te equivoques, haces lo posible por corregir aquello que no te gusta. Por cierto..bienvenida tambien!!!

  13. >Mami Milka, la tuya me parece una muy buena postura. Además, para reforzarla, solo tenemos que recordar como nos sentíamos cuando de niños recibíamos gritos o algun cachete por parte de quienes mas queríamos. Poniendonos en la piel de nuestros hijos les evitaremos muchos sufrimientos. Y opino como tu que los peques aprenden básicamente por imitación, así que si no hay coherencia entre lo que dices y lo que haces, el mensaje que les trasnmites es muy confuso.Albertina, eso era lo que pasaba, que cada una defendía una cosa, pero estaban las dos cortadas por el mismo patron y utilizaban las mismas malas maneras para defender su postura. Nunca había visto ese programa ni lo volveré a ver, desde luego. Menudo teatrillo!!!Mamá c/c, que absurdo de programa entonces, no?? la televisión cada día está peor.

  14. >Como ya te han dicho el programa es un montaje, así que sobre eso no hay más que decir.Yo en el sentido que tú mencionas no podría ser nada coherente, no creo que la violencia conduzca a ningún lado y con mis hijos espero (no puedo asegurar nada tajantemente) no ponerla nunca el práctica ni para un cachete, pero pobre del que se le ocurra hacerlo!! Tú crees que si alguien pega un bofetón a mi hija yo voy a contestarle de forma sosegada para no enseñar a mi niña malos modos?? Vamos que si alguien lo hace va a recibir de mi parte, eso seguro!! QUE POR MI HIJA MAAAAAAAATO!!

  15. >Hola AnaYo pienso como tu en cuando a la violencia hacia los chicos, es absolutamente reprochable, para mí no hay nada, de nada que la justifique, pero hay algo que creo que deberías pensartelo mejor, esta parte: "Como podemos estar castigando la violencia si para defendernos estamos haciendo uso de ella? la violencia no solo está en un golpe, sino que también está en una palabra, en una actitud. No podemos proteger a nuestros hijos de la violencia ni evitar que ellos a su vez sean violentos, si nosotros, aunque sea para defender algo que consideramos justo, no dudamos en utilizarla"La mayoría de nosotros fue criado a golpes y gritos y sufrimos desde el corazón por ello, y tratamos de no repetir esto con nuestros hijos, y leemos, vamos a terapia, y respiramos y de verdad lo logramos, no pegamos a nuestros hijos, no le gritamos, no lo humillamos, ni amenazamos, por el contrario le comprendemos, y tratamos de resolver absolutamente todo a través del habla y los abrazos y besos, pero pobre de nosotros también si por algún lugar se nos brota tanta violencia atragantada, qué vamos a hacer? somos capaces de no herir a nuestros hijos, qué le vamos a hacer si de alguna manera algo se nos escapa? es parte del trabajo cotidiano y de tratar de superar y aprehender otras formas de expresión, o me vas a decir que tu eres todo amor y qué nunca, nunca tienes alguna reacción violenta con alguien?

  16. >Mamá de una bruja, a mi me ocurriría lo mismo, pero no se como explicarlo…no era solo el que estuviera exaltada, que es más que comprensible, es que no resultaba creible que una persona así se manifestase en contra de la violencia. Yo me pondría hecha un basilisco si pegaran a David, pero cada uno reaccionamos de una manera y yo, aunque puedo enfadarme mucho y decir cosas m uy duras llegado el momento, no soy de defenderme a gritos ni de la manera que lo hizo esa chica (eso no me convierte en mejor, simplemente es otra manera de actuar)Anonimo, (si te acuerdas la proxima vez deja tu nombre al final, que me gusta llamaros por vuestro nombre o nick), por supuesto uqe he tenido y tengo reacciones violentas!!! y ya quisiera yo que no fuera así!!! no se si lo he expresado correctamente, pero yo no digo que debamos culpabilizarnos por el hecho de no ser capaces de reprimir determinadas actitudes…somos humanos y, como tu dices, cada uno arrastra tras de si su propia infancia y es muy normal repetir los patrones que han marcado nuestra vida. Lo que yo digo es que es bueno trabajar en ello y ser conscientes de que no basta con decirles a nuestros hijos que la violencia no es buena, sino que tenemos que ser capaces de transmitirselo día a día con nuestros actos, pues somos el espejo donde ellos se miran. Todos hacemos cosas de las que no nos sentimos orgullosos pero creo que lo grandioso y lo que nos ayuda a crecer es precisamente eso…admitir que somos humanos, que nos equivocamos y creer en nosotros mismos y en nuestra capacidad para mejorar día a día en aquello que no nos gusta.

  17. >Yo ví ese programa,y me dio la misma impresión que a ti….espero poder transmitir a mis hijos el respeto hacia los demás y el uso de la palabra y no la violencia.Besos,ANA

  18. >yo no soy partidiaria de un cachetazo, empujon, "chas chas" como decimos aca, etc. Pero tampoco estoy en contra de las parejas que dan un pequeño "chas chas" en la cola si su hijo no obedece. Como para no enredar, prefiero no llegar al "chas chas" y mejor llegar al dialogo y transmitir el respeto q ellos se merecen y tambien deben dar.

  19. >Lo dicho David tiene una mamita a todo dar! Y también lo dicho el mejor maestro es el EJEMPLO.Porque la violencia hacia los niños y los ancianos, y para todos, pero es especialmente en estos dos grupos poblaciones, la violencia es el acto mas cobarde que pueda existir!Un Besito Marino

  20. >Ese programa a mí no me da ninguna garantía. Lo vi en solo una ocasión y metieron tantas patadas al Derecho que saqué la conclusión de que el árbitro no sé qué habría estudiando pero desde luego Derecho no.

  21. >Tersina…a que si??Mama blue, yo si que estoy totalmente en contra del cachete, aunque sea pequeño, porque creo que no sirve para nada mas que para herir la autoestima de nuestros hijos.Tita…muchas gracias. Pienso como tu que es una muestra de cobardia.Laky…es penoso!! yo de derecho se muy poquito, pero el programa tampoco me ofrecia mucha credibilidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: