Skip to content

>Mi mimosin particular.

marzo 18, 2011

>

Al conocer a David,  una de las cosas en las que todo el mundo coincide es en lo cariñoso que es (sobretodo conmigo). 
Aunque cada vez menos, es un niño al que le cuesta un poquito hacerse a los desconocidos. Tiene mucho carácter y mucho nervio. De hecho, otra de las cosas que destacan de el es su impaciencia.
A mi, el hecho de que ahora, con la edad que tiene, sea impaciente, es algo que no me preocupa en absoluto y que considero que es totalmente normal. Los niños son impulsivos y viscerales..cuando quieren algo lo quieren ya. Pero sé que el paso del tiempo les va enseñando a ser pacientes…se supone que nosotros, como adultos, tenemos esa cualidad más desarrollada (o al menos así debería ser) y no deberíamos impacientarnos ni pretender que las cosas ocurran antes de tiempo.
Que tenga un carácter tan particular es algo que me encanta. Aunque a veces sea un poquito más complicado me gusta mucho que mi pequeñin tenga tan claras las cosas y que tenga sus peculiaridades. Estas pequeñas cosas son las que le distinguen del resto, las que le convierten en el niño tan maravilloso que és.
Y respecto a lo cariñoso que es…no podría estar más satisfecha. Y no solo estoy satisfecha, sino que estoy muy orgullosa de mi trabajo como madre en este aspecto.
El otro día, una madre, viendo como David me abrazaba, me decía que qué envidia, que le encantaría tener un hijo tan cariñoso. 
Aunque está claro que esta cualidad también depende mucho del carácter del niño, creo que la manera de criarlo puede potenciarla mucho. Conversando con esta mami, le expliqué que desde que nació, jamás  había negado a David  un abrazo o un mimo, aunque me dijeran que lo estaba malcriando. Nunca había despreciado ninguna muestra de afecto que viniera de el y siempre que me da un abrazo que no espero, le doy las gracias (aunque pueda parecer raro, regalos así hay que valorarlos como merecen). Además,  casi siempre ha ido a bracitos o en portabebés y a dormido con nosotros, porque quiero que pasemos el mayor tiempo posible tocandonos, oyendonos y sintiendonos.
Creo que estos factores favorecen que el niño no tenga ningun problema en mostrar su afecto, incluso  que llegue a necesitar hacerlo,  puesto que lo recibe constantemente y sin límites. Para mi, tocar y abrazar a mi hijo es algo tan necesario como comer o respirar y creo que he sabido transmitirselo.
Tengo claro que, indiferentemente de la crianza recibida, algunos niños son más cariñosos que otros. Esto es algo que no dudo. Pero también tengo claro que es más fácil que nuestro hijo nos demuestre su afecto  si está acostumbrado a recibir constantemente muestras del mismo. Porque creo que tan importante como querer a nuestros hijos, es hacerles llegar este sentimiento. 
El amor es algo que nunca está de más…jamás dañaremos a nuestros hijos por decirles mucho que los queremos, o por darles miles de abrazos. Lo que daña y muchas veces de manera irreparable, es la carencia de este.
Así que estoy encantada con lo mimosete que es mi pequeño y espero que siempre tenga esa capacidad de mostrar su cariño a los demás. Es algo de lo que estoy muy muy orgullosa.
Anuncios

From → Crianza, David

17 comentarios
  1. >Qué bonito cuando te espachurran con ese sentimiento verdad? Respecto a la paciencia, tranquila, porque tienes toda la razón, con el tiempo, se va puliendo. Mi hijo mayor de 3 años y medio, sigue siendo impaciente pero cada vez menos y entiende por qué no siempre puede hacer las cosas todo lo rápido que el querría.

  2. >Mis padres nos han criado a todos con mucho cariño pero no todos los mostrabamos igual.Yo soy extremadamente mimosa. Quizas por eso mis chicos tambien son mimosones. Aunque los mayores se guardan un poco los mimos para momentos mas privados.estoy contigo en que gamas dañará el cariño a raudales, pero si daña la falta o el menospreciar esos momentos.Felicisima maternidad.

  3. >Ana, qué preciosidad la foto que has puesto, el entorno, hasta los colores, tú de negro y David de rojo…tiene una estética preciosa…y me encanta la carita de los dos…(tenéis la misma sonrisa) el pedazo de abrazo tan grande que te da…., es una foto muy bonita…David está comestible.. y tú hecha una chavala….

  4. >hijos… nuestros auténticos MAESTROS!!!Bonito y sensible blog, Felicidades!!!Con tu permiso, te sigo :)Saludos

  5. >Ains, pero que mono es!!! Ya te dije un día que en mi opinión, la sonrisa de David transmite cada una de las ideas que expresas tu en este blog, se nota que está creciendo rodeado de cariño. Saludos!

  6. >Cada niño demuestra el cariño de forma diferente, yo tengo muy bien donde mirarlo…cada una de mis hijas lo hace de manera diferente, unas son más besuconas que otras…

  7. >Mamá cuaaanto te quiero! Es lo que me dice mil veces al día. Tampoco nunca nos hemos negado a un abrazo ni a cogerlo en brazos aunque llevara las bolsas del super también.Nos demostramos cariño y así ha salido también Parrulín. Aunque reconozco que me agobia cuando se empeña en dormirse abrazado fuertemente a mi cuello porque me ahoga!Dice La abuela no es que me quiera, es que me adora! Y a su abuela se le cae la baba.

  8. >Te cuento un secreto, cuando estoy agobiada en el trabajo minimizo pantallas y me quedo mirando la foto que tengo de él en el fondo de pantalla, es verlo y me relajo de golpe. Me imagino que me da uno de sus abrazos y sus besos tan maravillosos y me derrito, me encanta!! Mi peque también es muy cariñoso, cada vez más, pero es que yo no paro de achucharlo, y como dices tú dices esa educación emocional tiene sus frutos!!!

  9. >No os da mucha rabia que los niños/as estén obligados a dar besos a los desconocidos porque si no resulta que son poco cariñosos, como si los adultos nos pasaramos la vida dando besos a personas que te encuentras en la calle y no has visto en tu vida ni tienes confianza. Mis niños son muy mimosos pero conmigo, con su papi y entre ellos

  10. >Hola Ana!!Estais los dos guapisimos!!!!Y lo de los cariños, mi niño siempre le dicen que no es cariñoso,pero claro no es cariñoso con gente desconocida,a mi y a su papi es muyyy cariñosoooo,Y como dice SIEMPRE MAMÁ, nosotros tampoco nos pasamos el dia dando besos a todo el mundo.Ah!! Aunque no comente mucho,todos los días te leo.Un beso!!Marina

  11. >Qué bonita foto, Ana. Rebosa ternura. En casa somos todos muy besucones y mimosos por eso creo que Adrian tambien lo es. No para de abrazarnos y de decirnos que nos quiere , sobre todo a Gael. Aiinsss si es que me lo comeria asi es que entiendo tus sentimientos perfectamente ya que has descrito a la prfección los mios.

  12. >Que bonito Ana. Mi nena también es muy coscona y es algo que me encanta!!! A disfrutarlos!! La foto es preciosa. Muchos besos

  13. >que foto hermosa!yo a mi enano le doy muchos mimos y abrazos, pero el tiene un caractar diferente, no es de dar besos y es de pocos abrazos.No me preocupa, seguro q cuando crezca un poco mas será mas mimoso o no, pero de q recibe muchos besos y mimos, no hay duda! cada niño tiene su caracter.

  14. >Digno hijo de la mamita!Un Besito Marino

  15. >Sandra, esos apretones son lo mejor de la vida!!! y acerca de la paciencia, sé que es cuestión de tiempo!Magda, cuando no recibimos el suficiente cariño en la primera infancia, pasamos la vida entera tratando de llenar ese vacío. Es un riesgo que no pienso correr con mi hijo!Mamá de un bebote, que bien que te guste la foto!! la verdad es que mi nene está para comerselo. Y yo hecha una chavala???jejeje, bueno…en junio cumplo 32 añazos, pero se hace lo que se puede!!!

  16. >David…y además de los mejores maestros, son los más generosos, puesto que lo hacen sin esperar nada a cambio. Que pena que tratemos de enseñarles nosotros tanto en lugar de limitarnos a aprender… Un placer tenerte por aquí, espero leerte pronto!Drew, gracias!! la verdad es que es un pequeñin super expresivo…para lo bueno y para lo malo, porque cuando algo no le gusta también nos lo hace saber!!!Cartafol, eso es lo maravilloso, no?? las peculiaridades de cada uno, su forma de ser y de sentir. Mamá de Parrulin, David en ocasiones, para dormir, llega a subirseme encima, bien pegadito…y me encanta!!! que gracioso tu peque…no me extraña que la abuela se derrita…Arual, sin duda. La educación emocional es muy muy importante y en muchas ocasiones queda en un segundo plano. Yo creo que es la base en la que se sustentan todos los demás aprendizajes.

  17. >Siempre mamá, a mi es algo que me supera…nunca he obligado, ni siquiera insinuado a David, que de un beso a un desconocido. Quiero que sus muestras de afecto salgan de el, que sean naturales y espontaneas y no forzadas o impuestas. Estoy totalmente de acuerdo contigo.Marina, David es igual…cariñoso con aquellos a quienes más quiere…normal, no??? muchas gracias por leerme a diario y por comentar!!Yasmin, es chula la foto, eh? que bonito Adrian diciendole esas cositas al pequeñin!!! es un niño estupendo y estoy segura de que Gael también!!! un beso grande para todos.Maria, se disfruta un montón de esos cariñitos, eh??? me alegro de que te guste la foto.Mamá Blue, claro que sí. Además, estoy segura de que si tu le muestras tu cariño, el aprenderá a hacerlo también, aunque sea de una manera diferente.Tita, crees que nos parecemos??jejeje Pues se parece todavía más a papá!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: