Skip to content

>Enseñar a compartir?.

mayo 26, 2011

>

Como ya habreis vivido en cientos, incluso miles de ocasiones, el afan por enseñar a los niños a compartir no conoce límites.
Casi todos los padres y madres (entre los que me incluyo) en uno u otro momento hemos quitado a nuestro hijo un juguete de las manos y lo hemos puesto en manos de su “amiguito” (entendiendo por amiguito al primer niño que se sienta a su lado en la arena). Y aunque me consta que lo hacemos con la mejor de las intenciones, no estoy segura de hasta que punto actitudes como estas enseñan algo a nuestros hijos. Ni siquiera estoy segura de que tengamos que enseñarles según que cosas. Me explico:
Yo creo que compartir no debe de ser algo que hacemos por imitación, no debe ser algo mecánico y aprendido. Yo quiero que cuando David comparta lo haga porque realmente siente que quiere hacerlo, que sea un gesto que surge de un sentimiento y no de un aprendizaje. 
Y esto es algo que no es nada fácil de poner en práctica, porque en el día a día, cuando no fuerzas a tu hijo a compartir parece que lo estes maleducando o que quieras que sea un egoista toda su vida, cuando no es así….
Creo que antes o después David compartirá, sin necesidad de intervención por mi parte. Pero jamás podrá hacerlo si le fuerzo a ello antes de que sea capaz siquiera de establecer relaciones o vínculos amistosos con otros niños. No tiene ningún sentido.
Una vez más creo que este es uno de esos aspectos de la vida de nuestros hijos en los que les tenemos que acompañar y apoyar, pero sin tratar de enseñar. Debemos confiar en sus buenos sentimientos, en su generosidad innata y estar seguros de que, si no metemos la pata forzando las cosas, llegará un día en que compartirán de manera espontánea.
De la misma manera que nosotros no nos sentimos a gusto compartiendo el contenido de nuestra cartera con un desconocido, nuestros hijos no se pueden sentir cómodos compartiendo sus objetos mas preciados (juguetes) con niños a quienes no conocen o con quienes aún no han podido establecer vínculo alguno debido a su corta edad.
Pero nuestros hijos crecerán y establecerán relaciones con los niños de su entorno. Tendrán amiguitos y, si hemos respetado sus tiempos y no les hemos impuesto nada antes de tiempo,  descubrirán por si mismos lo maravilloso que es compartir. 
Y tendremos la certeza de que lo hacen de corazón, porque les sale de dentro, porque se han convertido en personitas generosas y maravillosas y no nos quedaremos con la duda de si únicamente lo hacen para contentarnos a nosotros o por evitar riñas o castigos.
Como en tantas otras cosas, una vez más creo que lo mejor es esperar y confiar. Y tener muy claro que podemos enseñarles rutinas y costumbres, pero que jamás podremos enseñarles a sentir. Los sentimientos de nuestros hijos les pertenecen únicamente a ellos, son algo que no podemos ni debemos modelar. 
Deberíamos favorecer que sean estos los que dirijan su vida, por encima de tantas otras cosas, en lugar de manipularlos diciendoles lo que tienen que sentir o cuando lo tiene que hacer.
Deberíamos confiar en ellos, en su bondad, en su generosidad y no creer que solo serán capaces de hacer las cosas bien o de  tener buenos sentimientos si nosotros se los enseñamos. 
Deberíamos tratar de aprender las magistrales lecciones de vida que nos dan a cada paso en lugar de tratar de enseñarles todo, como si ellos no supieran, como si no sintieran. 
Nunca olvidemos que nuestros pequeños son nuestros mejores maestros.
Anuncios

From → Reflexiones

24 comentarios
  1. >Totalmente de acuerdo. Ese gesto que hacemos de quitar algo a nuestro hijo para dárselo a otro yo creo que lo hacemos más para quedar bien con la madre del susodicho que otra cosa. Yo que ahora tengo dos hijos les estoy enseñando a compartir pero sin arrancar nada de la mano a nadie pero eso supone un acto de agresividad que si lo relacionan con el compartir no creo que sea nada bueno. Intento explicarlo con palabras y gestos. A veces funciona y a veces no. Como dices, poco a poco y con paciencia, terminaran compartiendo

  2. >Yo no les quito los juguetes. Es como dar pie a montar guerra. Si están jugando y otro niño se interesa por lo que tienen entre manos, suelo invitarlos a que compartan juego, pero no a que cedan juguete. No sé si me explico bien. Mis hijos no tienen porqué dejar de pasárselo bien con un juguete por el mero hecho de que se le encapriche a otro niño. Prefiero que inviten a ese niño a jugar con ellos. Pero bueno, reconozco que en muy pocas ocasiones tuve que intervenir, pues mi hija cede sin problemas e intenta jugar con el que se lo propone. A veces hasta me mosqueo un poco (y en silencio si estamos en el parque rodeadas de madres), porque veo cómo niños les arrebatan los juguetes de las manos y les dá igual, después se me quedan mirando con cara de… "mamá, este niño poruqe me quitó mi pelota y ahora no quiere jugar conmigo??". Ahí me dan ganas de decirles, sobre todo a sus mamás, un par de cositas…Pero bueno, como yo también estoy tirada en la arena, jugando, si algún niño roba juguete y no lo quiere compartir, intento razonar qeu debe de jugar con todos los que quieran jugar con ese juguete.Ufff, que ya me lío.Ana, que no te preocupes. Juega con tu hijo, disfruta y listo.

  3. >Ayer hablaba yo de algo parecido en relación a las primeras comuniones…Es cierto que, la imposición del compartir no es justa para ellos, sobretodo cuando es bastante hipócrita, como bien dices, nosotros no vamos compartiendo todo lo que llevamos encima. Pero yo sí creo que tiene que tener un componente de imitación. No una repetición mecánica y sin sentido. Si ellos ven que en casa se comparte, que se está abierto a ayudar a los demás, a compartir nuestras cosas, eso lo interiorizan como suyo y se sentirán agusto en ello. Aunque cueste, y de pequeñitos sigan teniendo sus cosas como sus tesoros e intocables para los demás.Yo creo que el ejemplo sí que sirve, más de cara al futuro que cuando son chiquitines. Y tambiién creo que no hay que obligarles a compartir, sino plantearles las bondades que tiene y las razones que pueden tener para ello y que sean ellos quienes decidan ;-DBesotesssLara

  4. >Nuestro deber como padres es enseñarles qué es eso de compartir. Compartir no es dejar todo para quedar genial en el parque. Enseñarles a compartir supone enseñarles las ventajas de jugar en grupo, de establecer vínculos nuevos con sus iguales. Y eso lo deben hacer poco a poco a medida que ellos quieran. Porque al final, llegado el momento compartirán y jugarán en grupo sin mayores problemas, pero hay que dar tiempo al tiempo.

  5. >Lo que siempre pense de este tema es:Si le quitas algo a un niño para darselo a otro, el que lo tenia primero no solo que no querra compartir, sino que se quedara resentido. Lo he visto en mi hijo, nunca le force, si el no queria, simplemente le apoyaba "el no quiere dartelo AHORA" le remarcaba al otro niño. Mucha gente me critico por esto, pero tambien les puedo contar que el con 4 años decidio coger uno de sus cochecitos (llevaba una bolsa con unos 30 facil) y darselo a un niño que estaba pidiendo monedas en una estacion de tren. Ese dia si tenia alguna duda, se disipo totalmente: el corazon de los niños es puro. Somos los grandes los que le contaminamos, pensado que ellos actuan/Sienten/piensan como nosotros. ¿Que mas venia yo a decir?Ah, si, que tambien una vez mi enano le dijo a su tia "yo no le doy a ese niño mi rastrillo, porque tu no prestas tu movil"… ¡¡ con dos años y medio !! ¡¡ Cuanta razon !!

  6. >Chicas, me voy a pasar la mañana fuera…os contesto por la tarde!!!

  7. >A mí el gesto de quitarle un juguete a un niño tampoco me gusta, pero pienso que sí hay formas, a través del juego y de nuestro ejemplo de que ellos vayan aprendiendo, sin forzarlos, a dejar sus cosas y disfrutar de que los demás se las dejen.

  8. >Estoy de acuerdo, al final los niños alos que se les dejan los juguetes porque s´acaban creyéndose que todo es suyo, creo que es más eficaz enseñarles a que si quieren jugar con algo que tiene otro nene tienen que jugar con ellos o preguntar. Esto lo digo porque mi enana es muy peque todavía, y cuando bajamos al parque en casa de los abuelos acaba quedándose sin nada de lo que lleva. El otro día le acababa de regalar un bebé que puede coger y esá emocionadísima con él. Llegó una nena, que tiene 2 años y siemmmpre le quita todo y le quitó la muñeca diciéndole "es mío". Después de varios días viendo que la cuidadora, porque su madre nunca está, nunca le dice que no se le quitan las cosas a los niños decidí intervenir, entre otras cosas porque cuando le quita algo además le pega. Nora es muy dura y no llora, pero últimamente en cuanto ve aparecer a esa nena viene corriendo, le da lo que lleve encima y se me agarra. El caso es que cogí a Nora y la llevé donde estaba la nena, cogí la muñeca y se la dí, además le dije: María, no se pega. El bebé es de Nora, cuando ella no quiera jugar o te lo quiera dejar juegas tú. Ahora no hace más que tratar bien a mi enana y jugar con ella. No pienso obligar a la enana a dejar las cosas porque sí. Cuando quiere comparte galletas, gusanitos o lo que tenga a mano, así que confío en ella. Lo único que aprenden si les obligas es que los demás van primero y lo otros nenes se hacen abusones, eso no es.Totalmente de acuerdo contigo Ana

  9. >Hola Ana,precisamente ayer en un grupo que mamis de mi bebeyyo salio este tema. Y me he dado cuenta de que muchas veces lo hago mal. Muchas veces le quito el juguete a mi pitufo para darselo a otro nene que lo pide, y le digo que hay que compartir.. y no, compartir no es que te quiten nada.. el es quien tiene que decidir darselo a nene.. que mal me senti cuando me di cuenta.Lo que comentaba una mama educadora era que lo que tienen que hacer es respetar, y si un niño tiene un juguete y lo quiere otro, tiene que respetar que lo tiene ese niño, y bajo ningun concepto quitarselo a uno para darselo al otro.

  10. >Pues yo nunca le quito el juguete al Bufín para dárselo a otro niño a no ser de que el juguete en cuestión sea del otro niño, cuando son suyos intento que lo dé él porque quiere, si dice que no le ofrezco otro al niño en cuestión, y lo que me sorprende que luego Bufín, cuando está más rato con el niño acaba ofreciendo él sólo el juguete! Yo no dejaría mi coche, o mi móvil al primero que me encontrara por la calle que me lo pidiera!

  11. >A Parrulín le decimos que compartir es bonito, porque así jugamos todos. Pero no siempre funciona.Un beso reina, que he estado muy liada pero ya he vuelto!!!

  12. >Totalmente de acuerdo. Pienso que las mamás que les quitan los juguetes a los peques para dejárselos a otros niños es más por quedar bien que porque realmente deseen que sus niños compartan, no?Compartir nunca puede ser una imposición, tiene que salir de uno mismo.

  13. >Comparto perfectamente tu reflexión, es absurdo pretender que comparta "todo" con el primero que se atraviesa, sigo pensando que el mejor maestro en este temas es el ejemplo, y empezando por la familia!Un Besito Marino

  14. >Estoy de acuerdo! Aunque todavía no me toco pasar por esa situación. Y si lo pensáramos de otra manera? Sacándole el juguete de nuestro hijo para dárselo a otro nene. En vez de enseñar a compartir, no le estamos enseñando a que siempre el otro tiene la razón? A dejarse pasar por encima? http://lamamadeelian.blogspot.com/

  15. >Lo curioso del parque es una madre quitándole un juguete a su hijo para dárselo a otro y la madre del otro diciendo "no es nuestro, déjaselo al niño". Y las dos para quedar bien entre ellas!!!Yo sí creo que a compartir se aprende por imitación, lo mismo que a ser cariñoso, si ven que en casa las cosas se prestan ellos a la larga lo harán, eso sí con quien ellos quieran como hacemos nosotros, lo mismo que aprenderán a demostrar que quieren a las personas a las que quieren, no?

  16. >Estoy totalmente de acuerdo contigo. Yo trato de hacer entender a mi hijo que debe dejar sus juguetes a otros niños y no acaparar todos él (a veces le faltan manos para sujetar todo), pero procuro no quitárselo de las manos para dárselo a otros sino que salga de él y si sale, aplaudir su gesto

  17. >Yo jamás he obligado a m i hijo a compartir, como mucho he intentado que hubiera un intercambio o que ambos niños jugaran juntos. Hoy en dia, salvo momentos puntuales, Adrian es un niño bastante generoso, tanto que a veces se pasa,incluso regalando cosas. Y no es que me disgute pero cuando quiere regalar su bici que nos costó mucho ahorrar para comprarsela pues como que no me hace tanta gracia, jejejeje.En serio, hay que confiar en ellos, en su bondad y en sus motivos para no compartir sus más preciados tesoros y encima , en muchas ocasiones, con absolutos desconocidos. Vamos, que yo mi movil o mi coche no se lo dejo a cualquiera, por lo tanto no pretendo que mis hijos hagan lo mismo

  18. >Yo la verdad es que siempre le he dicho a mi niña que hay que compartir pero la verdad hasta hace poquito es un concepto que no tenia muy claro y ahora ya empieza a dejar sus cositas pero si está de humor si no pues suelta "es mio" y no lo deja. Nunca he entendido a esas madres que delante mia parecia que querian demostrarme "ves así se le enseña a compartir" y los pobres niños suyos llorando cuando yo si le decia a la mia que eso no era suyo ella se iba a otra cosa y se olvidaba. En fin supongo que es lo que tu dices cada niño tiene su ritmo y en esto pues tambien.

  19. >Estoy totalmente de acuerdo contigo y es un tema que me incomoda bastante porque ahora que vamos tan a menudo al parque me siento forzada a hacer cosas que no creo, simplemente para llevarme bien con todo el mundo y no parecer lo que no soy… Debería escribir sobre esto, porque no es sólo obligarles a compartir sino otras muchas cosas, como intervenir excesivamente, por ejemplo.

  20. >Sandra, yo estoy convencida de que muchas mamis lo hacen por eso…por intentar quedar bien ante las demás, aunque en el fondo sepan que no es la mejor manera de enseñar nada.Dolores, yo creo que de la misma manera que considero que no se debe forzar a compartir, tampoco debemos dejar que nuestros niños "avasallen" a otros, quitandoles las cosas. David aún está en esa fase en la que cree que el mundo le pertenece y cuando quita algo a otro niño siempre intervengo y le hago saber que eso es del nene y que se lo dejará si el quiere.Lara, siempre he defendido que como mejor se enseña es con el ejemplo. Pero como tu has dicho, el ejemplo se dá siendo generosos, compartiendo lo que tenemos con los demás, no limmitandonos a repetirles una y cien veces que ellos tienen que compartir. Y lo de lo bueno que es compartir si que creo que es bueno contárselo, pero estoy segura de que ellos llegan a esas conclusiones por si mismos, conforme van madurando e interaccionando con los demás.Mamá sin complejos, eso mismo pienso yo. Hay que darles su tiempo y estar a su lado para reforzarles y apoyarles cuando lo necesiten.Lola, eso último que dices es muy muy lógico. Les pedimos una y otra vez que hagan lo que nosotros no hacemos. Y si, yo también creo que con esa actitud conseguimos generar en ellos resentimiento en vez de ganas de compartir.@Mousikh, yo creo que con el ejemplo es con lo que más se enseña, Y sin prisas.

  21. >Madi, exacto. Es que tampoco me parece bien enseñarles que tienen que ceder siempre todas sus cosas a los demás, indiscriminadamente. Creo que lo importante es que tengan criterio.Annie, yo tambien creo que lo importante es que aprendan a respetar y que exijan ser respetados. Pero no te sientas mal, hacemos las cosas lo mejor que podemos!!Marta, muchas veces, si no les forzamos nos sorprenden con lo generosos que son!Mamá de Parrulín, que bien leerte!! claro…hay que contarles que compartir es fantástico..pero como dices no siempre funciona, a veces hay que esperar a que lleguen por si mismos a esa conclusión.Inma, yo también lo creo. Hay determinadas cosas que, al imponerlas, perdemos la posibilidad de que salgan de ellos mismos de manera natural, que es lo maravilloso.Tita, yo también pienso que si en su día a día ve que nosotros compartimos, el terminará haciendolo sin necesidad de imposiciones.

  22. >Marina, yo también creo que es un comportamiento que tiene una doble interpretación (de la que tu hablas) nada positiva.Mamá de una bruja, en efecto creo que aprenden con el ejemplo. POr eso tenemos que mostrarles que nosotros compartimos en lugar de pedirselo a ellos sin hacerlo nosotros.Silvia, David a veces también se llena las manos de juguetes de los demás y ahí si que intervengo para devolverlos. Quiero enseñarle que para coger lo que no es suyo tiene que pedir permiso y aceptar un no por respuesta.Yasmin, si que es generoso Adrián, si!!! y entiendo que andes con ojo…menuda faena si regala la bici!!!jajaja. Nieves, cada niño tiene sus tiempos y es absurdo forzarlos.Mamá c/c, yo en eso lo tengo claro. Que piensen lo que quieran, pero no voy a quitar nada a David (que son sus cosas) por contentar a la mamá de turno. Pero te entiendo porque con otras muchas cosas si que me pasa…no hago las cosas como me gustaría por evitar conflictos.

  23. >Veo que es más fácil compartir y saber lo que es compartir desde que tienen hermanos y les cuesta menos trabajo, lo ven como algo natural, la princesa mayor es mas reacia a compartir que sus hermanas pequeñas

  24. >Estoy muy de acuerdo con lo que expones. Supongo que nos dejamos llevar a veces por el entorno, por que dicen otras personas, en vez de confiar en nuestros propios hijos, en sus ritmos. Debemos dejarles quemar cada etapa a su momento. Creo que nunca he obligado a mi hijo a compartir, cuando menos le digo que preste algún carrito, pero cuando no quiere hacer algo, sea prestar juguetes, o comer o lo que sea, termino callando a la gente que atosiga con que logre que el haga lo que yo o ellos quieren, diciendo un simple "no lo puedo obligar, porque a nadie le gusta que le obliguen a nada", eso me ha servido muchas veces. A veces cuand mi hijo y su primo pelean por algún juguete (mi sobrino tiene 11 años, pero siempre terminan peleando), yo procuro no intervenir, si es un juguete de mi sobrino le digo a mi hijo que eso es de el, que no lo podmeos obligar a que lo preste, pero mi hermana si va y le quita el juguete a su hijo para darselo al mío, le digo que así no hace nada, porque echa por tierra lo que yo le estoy enseñando al mío, y el suyo queda triste porque siente que prefiere al mío….. No es fácil convivir con pensamientos diferentes, pero supongo que es parte de la vida, aprender a superar esas diferencias depensamient y lograr al final que todos se respeten.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: