Skip to content

>No tengo perdón…

junio 1, 2011

>

Siempre he sido una persona con una capacidad nula para recordar las fechas importantes. Año tras año, me olvido sistemáticamente de felicitar santos, cumpleaños y demás celebraciones importantes a mis amigos y familiares.
Y desde que he sido madre esto ha empeorado una barbaridad, porque a esta falta de memoria ahora le añado el gran despiste que me ha regalado la maternidad. Porque no sé  vosotras, pero yo, desde que soy mami, no sé ni donde tengo la cabeza.
Este defectillo mío también tiene asociado algo bueno y es que los demás no tienen que preocuparse si se olvidan de felicitarme en alguna fecha señalada. Lo entiendo perfectamente y no lo tengo en cuenta en absoluto, ya que sé que esos despistes son solo eso..despistes que no implican nada más y que no ponen en duda el aprecio que sienta o deje de sentir por mi la persona en cuestión.
Sin ir más lejos, el pasado día 25 fue el cumpleaños de mi amiga Laura. Es habitual en mi, como ya os he dicho, olvidarme de estas cosas, pero este año me superé a mi misma porque estuve en su casa hablando con ella y ni me acordé. 
Y bueno…aunque sé que me lo perdona, quiero tener un detallito con ella y dedicarle este post. Ya que ni me he acordado de felicitarle ni le he regalado nada, que menos que esto!!
Siempre he pensado que la llegada de Laura a mi vida no fue casual, porque apareció cuando más la necesitaba…
Si la memoria no me falla, Laura llegó a mi cole en 5º de la antigua EGB, el mismo año en el que la que había sido mi mejor amiga se trasladaba de colegio y se iba a vivir a un pueblo a unos km de Valencia. No quiero entrar en demasiados detalles, porque es muy largo y no acabaría nunca, pero os puedo asegurar que ese fue un curso bastante difícil para mi.
Nos sentaron (o nos sentamos, no me acuerdo) juntas en clase y, aunque ella hizo un grupo de amigas que a mi no me gustaban en absoluto y a ella tampoco le gustaban mucho los míos, conseguimos crear un espacio “neutro” que nos permitió conocernos.
Así pasaron los años y, tras el colegio, llegó el instituto. 
A esas alturas se podría decir que ya éramos grandes amigas, aunque nuestra relación siempre ha sido de lo más peculiar. Y lo que la hacía tan peculiar es que en apariencia no teníamos absolutamente nada que ver la una con la otra, se podría decir que éramos totalmente opuestas en la mayoría de las cosas. 
Pero conseguimos encontrar un equilibrio y llegó un momento en el que no podía vivir sin ella. 
A Laura no le gustaba demasiado salir y a mi no me gustaba en absoluto quedarme en casa, lo que hizo que muchas de las experiencias mas “importantes” para mi en los años de adolescencia no pudiera compartirlas con ella en primera persona. Pero me acostumbré a ello y, una vez más, conseguimos encontrar el modo que nos permitiera ser amigas a pesar de estas diferencias. 
Así que, aunque no pude compartir con ella muchas vivencias, luego me pasaba horas en su casa, contándole con todo lujo de detalles todo lo que había ocurrido. Me acostumbré tanto a esta situación, que parecía que las cosas no hubieran pasado si no se las contaba!
Han ido pasando los años…cada una hemos ido convirtiendo nuestra vida en aquello que queríamos, o al menos lo hemos intentado y ya han quedado muy lejos las niñas que éramos cuando nos conocimos. Hemos cambiado, acercándonos y coincidiendo más en unas cosas y distanciándonos en otras Las cosas han cambiado tanto, que si nos vieramos desde nuestros ojos de cuando teníamos 15 años, estoy segura de que no nos reconoceríamos.
Actualmente nos vemos muy poquito, lo que no tiene perdón porque vivimos al lado, pero no por ello siento que nuestra amistad se haya perdido. Las situaciones han cambiado y nuestras vidas e inquietudes también, lo que hace que a veces sea difícil encontrar un momento, un punto en el que coincidir,ese espacio “neutral” que encontramos de niñas en el que nos entendíamos tan bien.
Pero yo siento que ese espacio sigue ahí. No necesito verla todos los días, ni que hablemos por teléfono, ni que nos digamos lo amiguisimas que somos para sentir que estará ahí siempre para todo lo que necesite. Y por mi parte, sé que haría cualquier cosa que me pidiera en el momento en el que lo necesitara.
Porque hay personas que son tan importantes en nuestra vida que no hace falta buscarlas fuera para reafirmar lo que significan. No hace falta buscarlas fuera porque están dentro, en cada recuerdo, en cada experiencia, en todo lo que nos hizo convertirnos en lo que hoy somos. No hay que intentar retenerlas o traerlas a nuestro lado porque nunca se han ido.
Sin duda, Laura y yo hemos sido y somos grandes amigas. 
La vida, las situaciones y las circunstancias cambian. Acercan y alejan, nos unen y nos separan. Pero todo está en la superficie.
Lo que importa, lo que realmente importa y  hace que la vida tenga sentido, está a un nivel mucho mas profundo, mucho más difícil de llegar, al que solo unos pocos tienen acceso.
Unos pocos sin los que mi vida no sería la que es ni yo sería quien soy, que no se irán nunca porque los llevo siempre conmigo. Unos pocos que, como Laura, han sido y serán los mejores compañeros de viaje.

Aunque con bastante retraso…Muchas felicidades Laura!!!

Anuncios

From → Mis cosillas

16 comentarios
  1. >Son ángeles que se cruzan en nuestro camino: y lo que dices, lo importante es saber que están ahí, estar tú para ellos para el día que lo necesiten… Linda entrada, fantástico regalo para tu amiga Laura!! :)Un saludo!www.aromaslunallena.blogspot.com

  2. >Que mejor regalo que este post?Muy bonito¡http://lascosasdemipitufo.blogspot.com/

  3. >Yo en eso de recordar fechas soy como una agenda! no se me pasa ni una!

  4. >Yo creo que a tu amiga Laura le va a encantar leer tu entrada, y desde aquí la felicito por su cumple y por tener una amistad tan genuina como la vuestra…

  5. >Uf, yo creo que perdí muchas neuronas de camino hacia la maternidad y algunas no las he recuperado. Me lo tengo que apuntar todo y aún así me olvido cosas.Yo también suelo olvidar cumpleaños y a menudo felicito al día siguiente, pero creo (y espero) que estas cosas se perdonen.Con el tiempo las amistades parece que se alejan porque todos tenemos más obligaciones pero siguen estando ahí y hay que esforzarse para no perder el contacto.Besos

  6. >Felicidades Laura 🙂

  7. >Que amistad tan bonita. Creo que es un regalo de lo más especial, felicidades Laura!

  8. >Las amistades que perduran con los años, las que crecen ante las adversidades, las que prestan su apoyo, su cariño, su hombro, su oído… esas son las de verdad.No la felicitarías, pero seguro que este bonito post y los comentarios la compensan. Felicidades Laura!

  9. >Qué bonito el post, seguro que a Laura le encanta!Un saludo.

  10. >Ana:Pienso que no deberías preocuparte por algo tan insignificante. Y digo insignificante porque para mí este tipo de rituales son un invento absurdo para fomentar el consumismo y la baja autoestima.Lo importante es vivir el día a día, pienso yo, y que nuestro cumpleaños y los contactos que mantenemos con las personas sean diarias. Sin embargo, por culpa de los cumpleaños, San Valentín y compañía, acabamos por olvidarnos de la gente todos los días, y un día se acuerdan, te dan un regalo, te dicen unas palabras, ¡y ale! hasta el año que viene.Y no, eso me parece algo estúpido. Yo para mi cumpleaños no pido nada, ni para San Valentín, ni para ninguna fecha. Yo quiero simplemente que quienes me quieren estén ahí, y que si alguien me regala algo sea un día que no me lo espere, a modo de sorpresa, y porque desea hacerlo, no porque es lo que toca porque ha llegado tal día. Y lo mismo hago yo con las demás personas. De vez en cuanto, vale, me amoldo al sistema y sigo la corriente, pero por lo general no.Yo siempre digo: "¿si no existiesen los cumpleaños, las fiestas, etc, me habrías regalado algo durante el año? Si la respuesta es no, ahórrate el regalo o la felicitación". No por un regalo se demuestra que me quieres más. Y no con un regalo te demostraré que te quiero más. Si te quiero, te lo recuerdo día a día con mi actitud, tratando de sorprenderte de vez en cuando y viviendo la vida como si cada día fuese el último. Si te quiero, no te felicito un cumpleaños, te felicito un cumpledía. xDSaludos.

  11. >En tales circunstancias, te sugiero que te unas a Alicia en el País de las Maravillas y celebres "El Día Del NO Cumpleaños": http://youtu.be/CXwIyzulPsYUn Besito marinio

  12. >Que detalle tan chulo escribir un post, tu amiga puede darse por bien felicitada! Yo también soy un desastre con las fechas, no sé ni cuanto tiempo llevo saliendo con mi novio…empezamos en invierno…creo!

  13. >Cuando hablaste de tus olvidos de fechas ahora mas marcado con la maternidad, me parecio q era yo hablando en voz alta, yo me olvido hasta del dia en que estoy 😦 sin embargo pese a eso creo firmemente que las demostraciones de afecto no tienen calendario, si bien me olvido de una fecha (no se si la gente lo entiende asi) yo siempre manifiesto mi aprecio y cariño cualquier dia q sea. Creo q tu amiga Laura se sentira muy feliz porq no solo es recordar su cumple sino expresar lo q ella significa para vos y es grandioso !!! me gusto mucho tu post.

  14. >Arlette, me alegro de que te haya gustado! y si…es importante saber que siempre tendremos a alguien en quien confiar.Annie, muchas gracias!Cartafol, que envidia! yo soy todo lo contrario y eso me hace quedar fatal en muchas ocasiones!Mamá de un bebote, seguro que se alegra de recibir vuestras felicitaciones!Euphorbia, es terrible lo de las neuronas…nunca he sido muy buena en estas cosas, pero ahora es demasiado!!Belen, gracias de su parte!Drew, eso he intentado. Hoy por hoy, creo que escribir y plasmar mis sentimientos "en papel" es lo que mejor se me da, al menos mucho mejor que elegir regalos!!!!Mamá de Parrulín, seguro que sí!Mamá y su mundo, eso espero!

  15. >Enrique, yo tampoco le doy especial importancia a las fechas señaladas…de hecho no celebro casi ninguna, por no decir ninguna, pero sé que para mucha gente es importante que se acuerden de ella en esos momentos y me apena no ser capaz de acordarme nunca.Tita, gran idea!!Lola, yo tambien le tengo que preguntar a papi continuamente la fecha en la que empezamos a salir!Reina, parece que es algo habitual por estos lugares la falta de memoria!!jejeje

  16. >Que buen regalo, tener amigos así es maravilloso y difícil de encontrar, por eso te felicito por tener una muy buena amiga

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: