Saltar al contenido.

>Socializar y escolarizar.

junio 2, 2011

>

Estoy leyendo el maravilloso libro de Yolanda Gonzalez “Amar sin miedo a malcriar” y he llegado a un apartado que me interesa mucho en estos momentos de mi vida. En el capítulo ¿Escolarizar o socializar? nos habla de las diferencias que existen entre los dos conceptos y trata de explicarnos cuando nuestro hijo está preparado para la escolarización. Os copio a continuación unas líneas que me parecen muy importantes:
“La escolarización representa el passaje a la vida escolar. Generalmente, es una decisión que parte desde el adulto, aunque se le “pregunte” al niño.
La socialización es una necesidad que nace desde el niño, según su propio ritmo madurativo. Manifiesta el momento evolutivo de ampliar su círculo familiar. El pequeño busca compartir con iguales espacios comunes de juego. Es el momento en que entienden el placer el sentido y placer de juego compartido. Los menores de dos años dificilmente aceptan compartir objetos, por encontrarse todavía en una etapa egocéntrica del desarrollo.
No es lo mismo escolarizar que socializar. Hay pequeños preparados para escolarizarse, porque ha llegado el momento de la socialización para ellos. Hay otros para quienes el salto a la escuela no forma parte de su necesidad madurativa y requieren mas tiempo”.
Texto extraido del libro “Amar sin miedo a malcriar” de Yolanda Gonzalez.
El capítulo contiene muchas más cosas interesantes, pero cito esto por ser lo que me ha resultado más esclarecedor.
David apenas muestra interés por socializar…ahora empieza a interesarse por mirar lo que hace algún niño de manera puntual, pero de ahí no pasa. Aún está en esa etapa en la que se siente plenamente feliz con nuestra única compañía.
Si decido finalmente llevarle al cole mientras su situación es esta, asumo que lo hago sin que el esté preparado para hacerlo. Asumo que lo hago movida por otras motivaciones mas o menos importantes, pero ajenas a las necesidades de mi hijo.
Sé que para muchos resulta más fácil negar la evidencia…es más fácil hacer algo relacionado con tu hijo cuando estás plenamente convencido de que es lo mejor para el, aunque esto implique no querer saber o negar ciertas cosas.
Yo prefiero saber…prefiero asumir la responsabilidad que conllevan mis decisiones, sabiendo que en ocasiones no estoy haciendo lo mejor para mi hijo, sino lo mejor para mi o para la situación en la que vivimos. 
Muchas veces, las circunstancias son las que nos imponen las medidas a tomar, obligándonos a tomar decisiones con las que no nos sentimos a gusto y que no habríamos tomado si nos supiéramos con la oportunidad de elegir. Pero no por esto tenemos que negar la realidad de nuestros hijos, no tenemos que engañarnos haciéndonos creer que están preparados para algo cuando no lo están.
En este momento soy plenamente consciente de que David no está preparado para la escuela. Quizas en unos meses lo esté o quizas no, pero he decidido dejar de engañarme diciéndome una y otra vez que las cosas son de otra manera. Las cosas son como son, me guste o no, y mi hijo madura a su ritmo, independientemente de mis preferencias.
Sé que no me convertiré en una mala madre si decido matricularlo a pesar de que sepa que no está preparado, porque lo habré hecho valorando muchas cosas y decidiendo lo que finalmente considere que puede ser mas positivo para todos.
Pero también sé que no me convertiré en una mala madre si no lo hago, porque será una decisión tomada desde la reflexión y valorando muchas cosas.
Independientemente de la decisión que tome y como es habitual en la vida, siempre tendré la duda de si habré hecho lo correcto. Sobretodo si me salgo del camino trazado y escojo la opción menos aceptada…la presión que ejerce la gente en estas situaciones es bastante elevada y hace dudar muchísimo.
Este verano me va a tocar reflexionar mucho y observar detenidamente la evolución de David, que será lo que más me ayudará a tomar una u otra decisión. 

Y una vez más, perdonad por el monotema, pero en estos momentos es lo que me quita el sueño.

Anuncios

From → Colegio

23 comentarios
  1. >Si te quita el sueño estando tu hijo a la edad de escolarización, y n osabessi hacerlo o no… yo debo ser una madre muy neurótica, porque ya me estoy preocupando por ello, y eso que mi hija aún tiene 4 meses… gracias por compartirlo, porque me ayuda a tener algunas ideas para cuando ese momento llegue.

  2. >Espero de veras que para septiembre la situación haya cambiado. Y si no, como tu dices, será una decisión meditada. saludos!

  3. >Hola! No sabes las veces que me han dicho, y no la llevarás a la guardería?! Se tiene que sociabilizar! Como si no lo estuviera haciendo cada día con su círculo de personas más próximas, y en el parque… En fin, yo opté por esperar a los 3 años (ahora cumplirá 22 meses) pero claro haciendo malabarismos… No es fácil, pero su padre y yo creemos que tampoco está preparada. Ya llegará su momento. Un beso y ánimo, no es una decisión fácil.

  4. >Diana, no me extraña que te preocupes!! yo creo que este es una de las decisiones mas difíciles a la que nos enfrentamos en la primera infancia, por ser la primera en la que ya no somos los tres, sino que entra otro factor externo, que es el cole. No se si me explico…es la primera decisión que no queda "de puertas para adentro"Drew, yo tambien lo espero.Miriam, eso es muy habitual…no quiero ni pensar lo que tendré que oir si decido no llevarlo al cole finalmente!

  5. >Mujer es normal que ahora estés dándole vueltas al tema que en este momento más te preocupa y necesites hablar de ello. A mí me ha pasado siempre en cada fase que ha ido superando mi hijo. Al principio estaba obsesionada con los cuidados en el embarazo, luego el parto, más tarde la lactancia, luego la alimentación, el sueño… etc. etc. Y sabes me parece de lo más acertada tu reflexión de hoy, aunque por supuesto es difícil y valiente.

  6. >Una pregunta: ¿Crees que alguna vez vas a conseguir hacer algo de lo que estés totalmente segura que es lo más conveniente para tu hijo? Yo no lo he conseguido y pienso que siempre hay una sombra de duda en todo. Sólo pueden estar seguros de lo que hacen los dogmáticos empedernidos y creo que tú no lo eres. Eso de estar preparado para algo es muy relativo, muchas veces no se está preparado para algo hasta que no se intenta o te encuentras en ello. Mi hijo empezó el curso con 3 años recién cumplidos y lloró unos cuantos días, sí, lloró, pero en menos de una semana se había dado cuenta de que aquello era genial, que se lo pasaba bomba jugando, aprendiendo canciones con su maestro que toca la guitarra, etc. Pensarás que, como dices, “para mí fue más fácil negar la evidencia”, pero no se trata de eso, se trata de valorar pros y contras y en nuestro caso pesaban mucho más los pros. Si en tu caso es al revés, no le lleves.Mira, yo recuerdo el día que empecé el cole, tenía 6 años o por ahí (eran otros tiempos), y para mi es un mal recuerdo; me pasé días en un rincón sin querer sentarme con unos niños que ya se conocían todos, que tenían una dinámica de clase aprendida y que me miraban como “la nueva”. Yo no hubiese querido eso para mi hijo y me pareció importante que empezara cuando empiezan todos. No creo que para él haya sido una experiencia como la que yo recuerdo y ahora que se acaba el curso esos lloros de los primeros días están muy pero que muy lejos.Pero como dicen, cada casa es un mundo, con lo cual, haz lo que te parezca sin pedir consejos porque como puedes observar los hay de todos los colores.

  7. >Arual, la verdad es que ahora mismo me cucesta pensar en otra cosa….Euphorbia, no pienso que tu personalmente hayas negado la evidencia. Si tu hijo se adaptó enseguida es muy posible que fuera porque estuviera preparado para dar ese paso. Yo si que estaría negandola si, viendo el poco interés que tiene David por socializar, me convenciera a mi misma de que está preparado.

  8. >Yo te entiendo perfectamente. Y también estoy muy de acuerdo con el comentario de Euphorbia, realmente creo que nunca vamos a estar seguras del todo.

  9. >Yo te entiendo perfectamente. Y también estoy muy de acuerdo con el comentario de Euphorbia, realmente creo que nunca vamos a estar seguras del todo.

  10. >mi nena tiene 5 meses y me he cogido una excedencia porque no soportaba llevarla hace un mes que me tocaba, decidi llevarla en septiembre y ya estoy temblando otra vez.No quiero perder mi trabajo, no se que hare.

  11. >Como ya te han ido comentado opino que cada uno tiene su ritmo… Tú estás valorando todas las opciones, informándote y leyendo, observando a tu pequeño y reflexionando… qué más se puede pedir? El miedo a equivocarnos siempre lo tendremos, y quizá nos equivoquemos, pero eso también nos hará crecer…Un saludo!www.mesientotrabajadorasocial.blogspot.com

  12. >Te entiendo perfectamente.Pero… siempre hay algún pero, ya sabes… a lo mejor alguna vez en la vida tienes que hacer algo porque "tú" lo decidas, y no porque lo decida David. Cuenta con que tú eres su guía en éstos primeros años de su vida, y tú sabes lo que le conviene, y si él no está preparado, es tu responsabilidad acompañarlo hasta que lo esté. Personalmente opino que no es bueno postergar… ni como te he dicho otras veces, subestimar sus capacidades. Quizá te duela perder a tu bebé, pero quizá ha llegado el momento de que te des cuenta de que ha crecido…Besicos!!P.D.Sigue contándonos, que éste verano va a haber muchos cambios y estamos ansiosas de saber, jiji!!

  13. >Mama c/c, yo tambien creo que tener absoluta seguridad es imposible, incluso diría que es podría ser contraproducente, pues jamás nos cuestionaríamos y eso sería terrible.Raquel, no me puedo ni imaginar lo mal que lo debes estar pasando. Por un lado tu necesidad de mantener el trabajo y por otro la de estar con tu hija y tu hija contigo. Mucho ánimo.Arlette, en efecto, creo que estoy haciendo todo lo que puedo. Espero no equivocarme!Chica de las flores, estoy de acuerdo en parte de tu comentario, pero, como siempre, tambien tengo mis peros! jejeje Estoy de acuerdo en que soy yo quien tengo que decidir estas cosas, puesto que David no está capacitado para hacerlo. En efecto, yo tengo que guiarle y acompañarle en este proceso. Pero el que yo tome la decisión no implica que no lo haga respetando al máximo posible los ritmos madurativos de mi hijo. Yo creo que hay que encontrar un equilibrio…nosotr@s tomando las decisiones, pero sin obviar las necesidades de los pequeños. Se trata de encontrar la mejor alternativa para todos.

  14. >Ana, yo encuentro que mi hijo (que va a la guarde desde que tenía un año) ahora tiene casi 3, empieza cole en sept y está socializado, busca la compañía de niños, juega con ellos, se acerca a desconocidos si lloran… eso el año pasado no lo hacía. Unos meses se notan.Dificil decisión la tuya.

  15. >Realmente con los niños no sabemos a ciencia cierta si están preparados, la mía hay dias que está encantada con la presencia de niños y otros parece que no. Pero yo por ejemplo por un lado me da cosa que empiece el cole. Pero por otra tengo ganas de que llegue Septiembre para ver que tal le va.Tanto para el niño como para los padres este es un gran cambio y sobretodo si anteriormente pues no ha ido a guarderia.

  16. >Hola Ana: es normal que nos preguntemos si tomamos la decisión correcta. Son nuestros hijos, lo más importante y hermoso que tenemos 🙂 Justo en mi blog escribí sobre la vida social de mi hija, ella tiene 18 meses y a veces me preguntan cuándo va a ir al jardín, mi idea es que empiece a los 3 años. Yo la llevo a hacer actividades con otros chicos, pero con el papá y conmigo. La realidad es que ella sí disfruta de los otros chicos, le encantan, así que iré viendo.Lo que dice el libro me parece tan cierto! Cada niño es diferente y se encuentra preparado para las cosas de la vida en distintos momentos. Es nuestra responsabilidad observarlos y tomar la mejor decisión. Pero bueno, es cierto también que a veces no hay otra alternativa. Yo fui al jardín a los 4 y no quería quedarme, para mí es un recuerdo triste, me quedaba llorando en un rincón y no hacía nada, no me importaban los otros chicos, sólo quería estar con mi mamá. Y ya era grande!, pero mi mamá trabajó bastante desde mis 5 meses. Después no fui más hasta el año siguiente 🙂 Besos!

  17. >HOLA ANA:Como bien tu sabes cada niño lleva su ritmo y como tal a que respetarlo el máximo posible. Posiblemenete como tu cuentas en especial David no lo ves todavía preparada para esa separación..Observalo en estos meses y dicedi sin agobiarte…si escuchas tu corazón y te conectas con tu hijo..hayarás la respuesta de tu duda. Mi hija tiene 22 meses y este fin de semana hemos ido de turismo rural con otras parejas.. ella lo ha pasado fatal, extranaba el sitio y a la gente, no ha salido de mis faldas en los tres días y no ha disfrutado nada..obviamente en estos momentos ella no está preparada para interactuar en lugares extraños con gente ajena a ella. Ya veremos el año que viene…Un abrazo.

  18. >Mamá de Parrulin, confío en notar un cambio importante en estos meses!Nieves, a mi me puede el miedo mucho más que la curiosidad en este tema…Es un paso dificil.Gi, que dificil resulta decidir sobre la vida de nuestros pequeños, verdad? y que miedo nos da equivocarnos y dañarles…como tu dices, son lo más valioso que tenemos.Naiara, que penita que no haya disfrutado…nosotros hemos pasado por alguna situación similar y es un mal trago para todos.

  19. >Puf, tiene que ser duro…pero realmente creo que es importante lo de asumir la responsabilidad, ser consciente de cuáles son las verdaderas motivaciones para no engañarnos. Animo 🙂

  20. >Lo vais a hacer tonto.Puri.

  21. >yo creo que david ahora no se da cuenta y él solo sabe lo que ha vivido, no quiero ir a un sitio que no conoce, cn gente que no conoce pq no esta acostumbrado….pero eso no significa que no le vaya a gustar. Pienso que con 3 años es importante que los niños aprendan a abrirse al mundo….llega el momento de soltar un poco los lazos por su bien …..Creo que egoistamente muchas veces queremos que sigan siendo bebes y no fomentamos su independencia y autonomia y estos rasgos son tan importantes como otros muchos que tu estas trabajando con David….y tengo la sensación de que no los tienes tan en cuenta….Valoralo todo! lo positivo y lo negativo y luego decide……el cole tiene muchas cosas negativas pero tambien las hay positivas!

  22. >Cristina, creo que es muy importante asumir la responsabilidad que nos corresponde.Puri, en primer lugar, gracias por tus amables palabras, y en segundo, viendo lo espabilado, lo curioso y lo vivo que es David, si tu dices que es tonto, miedo me dá como serán los listos. NO te preocupes por el, que de tonto no tiene un pelo.Encarna, si que le doy importancia, pero creo que no solo se socializa en la escuela. Tambien valorabamos la alternativa de ir a una escuela libre, donde podríamos compartir el espacio mientras el interactuaba con otros niños. Intento valorarlo todo, peor personalmente no estoy muy convencida de que la escuela, tal y como está montada hoy por hoy, sea la mejor opción para los mas pequeños.

  23. >Ana:Yo creo que independientemente de lo que hagas (llevarlo a la escuela o no), lo importante es que hayas tomado esa decisión desde una reflexión profunda de la situación y sopesando los pro y los contras de ambas situaciones y no dejarse llevar por la presión externa que ejerce el círculo social en el que nos movemos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: