Skip to content

>Cuando hablamos de crianza…existe un término medio?

julio 10, 2011

>

Ultimamente he leido que diferentes madres blogueras refieren que su manera de entender la crianza está en el término medio, huyendo de los extremos y posicionandose en el centro de estos.
Y aunque me parece una opción muy respetable, no la comparto en absoluto (al menos la terminología que se utiliza para referirse a ello) y os explico por qué:
Cuando se habla de crianza suele hablarse de dos corrientes: 
– La crianza tradicional, basada en la creencia de que criar es normativizar, que impone al niño una serie de normas y creencias que consideramos las correctas (comer determinadas cosas a determinadas horas, dormir y comportarse de una determinada manera, etc)
– La crianza natural, que confía en la sabiduría de la naturaleza, dejando así que el niño desarrolle su propia naturaleza…Presupone que hay determinados aspectos que son innatos en el ser humano y que se desarrollarán de manera natural sin necesidad de interferencias por nuestra parte.
Yo, supongo que como la mayoría, he desarrollado mi particular manera de criar, pero no lo he hecho de manera aleatoria. Mis principios y mi manera de entender la vida y el mundo hacen que esté a favor de los valores que promueve la crianza natural, porque es una crianza congruente con mi manera global de entender el mundo. No es fruto de modas ni caprichos…bajo mi punto de vista es simple y pura coherencia conmigo misma.
El hecho de no consumir exclusivamente alimentos ecológicos, comer carne y vacunar a mi hijo, entre otras cosas, no me hacen sentirme en el centro ni en el término medio de nada por varias cosas…
Primera porque no está escrito en ningún sitio que el tema de la vacunación esté relacionado estrictamente con la manera de criar (es un tema muy complejo, que depende también de otros factores) ni tampoco lo que comemos o dejamos de comer.
Criar es criar, y, aunque por supuesto, la manera en la que criamos tiene que mantener una coherencia con la manera en la que vivimos y entendemos el mundo, no se pueden mezclar churras con merinas y meter un poco de todo en el saco.
En segundo lugar, no puedo evitar que esto del término medio o del centro me suene un poco a política. Y como me suena a eso, pongo la política de ejemplo para explicar porqué no me gusta:
Siempre han existido izquierdas y derechas…la izquierda, basada ideológicamente en la defensa de los derechos de los trabajadores y de las clases menos favorecidas, y la derecha, basada en la defensa de las estructuras tradicionales de la sociedad, apoyandose en las clases mas privilegiadas y favoreciendolas.

Ahora se han puesto de moda los partidos que se autodenominan centristas, que supuestamente buscan alejarse de los extremos y por lo tanto de toda ideología, con el fin de llegar a todos, de ser equilibrados y neutros. Picotean de aquí y allá segun su conveniencia, sin basarse ni en ideologías ni en valores, más que el beneficio propio. Se apropian de lo que consideran bueno de uno y otro bando y lo hacen suyo. Critícan a los extremos pero se apropian de sus ideologías a su conveniencia, llevandolas a su terreno y sin aportar nada nuevo ni propio. Porque si nos paramos a pensar…que aportan los supuestos políticos centristas? como se definen a si mismos? que ideología defienden? ni aportan, ni se definen ni defienden nada; viven el una especie de limbo en el que, bajo la autodenominación de centro todo vale y en el que mojarse e implicarse son riesgos absurdos que no quieren asumir.
Y en tercer lugar, pienso que en ocasiones no es posible estar en el medio por una sencilla razón: estar en el medio implica estar a mitad camino entre dos posturas, que en muchas ocasiones son irreconciliables. Por ejemplo, como puede haber un término medio entre el colecho y el método Estivill? como alguien puede defender que ambas cosas valen o son aceptables? es imposible…o crees que aplicar estos métodos es bueno o crees que el respeto hacia los niños y sus ritmos lo es, no se puede hacer un mix.
Lo que si que se puede, y creo que a esto es a lo que se refieren algunas madres blogueras en sus posts, es huir del dogmatismo. Yo también creo que es bueno definir la vida de uno en función a los parámetros que cada uno a nivel personal consideremos válidos, pero esto no implica renunciar a una ideología, ni ser pragmatico.
Se puede estar a favor del colecho y no practicarlo cada día. Esto no implica que estemos a favor de Estivill…pensamos que el colecho es positivo, pero en nuestro día a día, por las razones que sean, hemos tomado la determinación de no practicarlo, o no hacerlo siempre.
Se puede estar a favor de la lactancia y pensar que indudablemente es lo mejor, pero no haber amamantado dos años o más…existen muchos motivos, razones y situaciones, y creo que hay que ser tolerantes y respetuosas con ellas. Pero esto no implica que defienda que el biberón es mejor, o que me de lo mismo una cosa que otra.
Por estas razones y muchas otras más, considero que mi postura en relación a la maternidad y la crianza no se encuentra en el medio. Sinceramente, creo que ese punto medio, en muchas ocasiones no puede existir.

En cambio, lo que si me considero es alejada de dogmatismos y absolutismos, capaz de entender y aceptar que en la crianza y en la vida hay muchos matices y que no todo tiene por qué ser blanco o negro (lo que no hace que me posicione sistemáticamente en el gris).
Y con este post no pretendo hacer una crítica a aquellos que se posicionan de manera diferente a mi, solo quiero mostrar mi opinión y dejar claro que, bajo mi punto de vista, todos estamos posicionados, en un lado o en otro y que no es extremista quien tiene determinadas ideas, aunque puedan resultar extremas, sino que lo es aquel que es irracional, fanático y carente de  capacidad de aprendizaje y dialogo.
El radicalismo no está en las ideas, sino en las actitudes.
Anuncios

From → Crianza, Reflexiones

40 comentarios
  1. >De nuevo una gran reflexión! 🙂 Comparto contigo que lo del "término medio" es complicado y no tiene demasiado sentido cuando lo aplicas a la crianza tal como lo expresas.Claro que el tema de la crianza yo no lo conozco y quizá haya otros aspectos en los que "lo complementario" sí sea una buena opción… No por supuesto en lo que explicas: colecho versus señor Estivill… no le veo ningún sentido…Pero como siempre todo empieza y acaba con el respeto y la coherencia…Un saludo! 🙂 Arlettedewww.mesientotrabajadorasocial.blogspot.com

  2. >Ana, estoy de acuerdo contigo, en más de una ocasión (incluso creo que aquí en tu blog) he dicho que me alegro de que haya extremos porque así el abanico en el que poder elegir es más amplio, además en muchas facetas de mi vida soy bastante extremista, en realidad en las cosas que realmente me importan. Hay veces que elijo un término medio pero no por ser el término medio es el bueno…Sobre lo del respeto, en las últimas semanas por varios blogs se defiende que hay que respetar todo y con ello tampoco estoy de acuerdo, respetaré que alguien elija el colecho o que deje a su hijo en su habitación con tres meses, que una madre amamante hasta los cuatro años o que por el contrario haya decidido usar el biberón,… y otras mil cosas más, pero hay cosas que no respetaré nunca, no respeto los azotes, ni los gritos, ni el "porque yo lo digo" ni otras muchas cosas. Lo siento pero no todo es respetable, las faltas de respeto nunca son respetables.Supongo que ya has vuelto de las vacaciones, no?

  3. >Hola ana, veo que esto esta en relacion con mi entrada. Nada mas lejos de mi intención que crear una nueva posición llamada centro. Precisamente lo que quiero decir es que no me gustan las etiquetas. Al final creo que cada uno lo hacemos lo mejor que podemos y sobre todo buscando lo mejor para nuestros hijos.

  4. >Ana:Estoy de acuerdo contigo, menos en una cosilla.Yo, soy no dogmático, como tú dices, por ejemplo, cuando apoyo la crianza natural, pero respeto ciertos puntos de otros modelos de crianza. Considero la lactancia materna mejor que la de fórmula, pero respeto que, por necesidad u otras circunstancias, haya gente que, en su pleno derecho, utilice la leche artificial. Y así con muchas cosas, que he cambiado de mi forma de pensar desde que entré en pedagogía y desde conocí blogs como el tuyo (aunque haya puntos en los que no estemos de acuerdo, jeje). En otras, por ejemplo, soy tajante, totalmente extremista. Por ejemplo, no apoyo en absoluto la enseñanza memorística tradicional. Considero que hay que enseñar a comprender y reflexionar, y no a memorizar.No estoy en absoluto de acuerdo con que se pegue a los niños y las niñas. No estoy para nada de acuerdo con el sexismo, y en ningún momento lo toleraré. ¿En qué no estoy de acuerdo con lo que dices? En lo del centralismo.Hay cosas en las que sí es bueno coger lo bueno de un lado o de otro. Por ejemplo, hay gente que solamente da una educación intelectual, y otras personas que solamente hablan de la educación emocional. No estoy de acuerdo para nada que solamente se proporcione una educación intelectual y se olviden de la educación emocional, pero tampoco estoy de acuerdo con quienes hacen lo contrario. Creo que hay que educar en ambas partes. Aquí sí soy centralista, y aunque no aporto nada porque estoy cogiendo dos ideas ya consolidadas, creo que sí es una mejora de ambas tendencias. Besos.

  5. >Hola de nuevo! :)Leyendo vuestros comentarios debo reconocer que es cierto: hay cosas que no se pueden respetar… la violencia: jamás! pero sea del tipo que sea… no solo los gritos o los azotes hacen daño, hay miedo fruto del maltrato psicológico que puede durar toda la vida… Y como dice Enrique: siempre hay cosas en las que vale la pena coger de "un lado y el otro".

  6. >Ahí va! Qué bien! Me ha dejado firmar con mi perfil! 🙂 Pues esa soy yo… :)Un saludo!!

  7. >Al final pienso que mamáreciente, tu y yo estamos de acuerdo, aunque podamos expresarlo con distintos términos. El contenido de nuestro mensaje es el mismo.Yo expuse en mi entrada que me considero libre e independiente. Eso significa que aunque estoy próxima a la crianza natural, hay cosas que no comparto al 100% y algunas no las comparto ni al 10%. En esto influye, como tu dices, mi forma de entender el mundo, obviamente.A mi el centro, no obstante, me parece un sitio bueno para estar si uno tiene unos principios. Estar en el centro no tiene que ser, necesariamente, no tener opinión o que todo valga. A veces no nos gustan ni unas posiciones ni otras, nada más.Estoy de acuerdo contigo, y muchas veces así lo he reinvindicado, en que no todo vale. A mi el método Estivill no me vale, pero nunca se me ocurriría leer las salvajadas que he leído sobre padres que lo aplican… tan salvajes los comentarios como el método en sí.También defiendo la lactancia materna, pero a mi sí me parece que una mamá puede elegir la lactancia artificial siempre y cuando se haya informado y así lo haya decidido conscientemente. Por ponerte dos ejemplos, eh, podría haberte puesto más…El otro día repasaba mentalmente mi "ideario" y llegué a la conclusión de que yo no estoy con la crianza natural, estoy con la maternidad consciente. Que la sociedad valore la maternidad, se plantee cosas, no haga las cosas porque siempre se han hecho así… Cuando uno se informa, medita y toma decisiones desde el corazón, estoy segura de que lo decida, bien hecho estará.

  8. >Pues mamacontracorriente lo has explicado mejor que yo .

  9. >Hola Ana:Lo que más me ha gustado es tu última frase: "El radicalismo no está en las ideas, sino en las actitudes."No sé qué más decir, que en general me ha gustado tu exposición, me ha parecido muy sincera y coherente.saludos

  10. >Arlette, estoy de acuerdo contigo en que lo complementario es bueno, pero muchos aspectos son excluyentes, imposible que se complementen entre si. En estos son en los que digo que tengo una posición clara.Mamá de una bruja, completamente de acuerdo en que no todo es respetable. No se puede respetar a quien daña o falta al respeto a alguna manera a sus hijos, con algun tipo de violencia. Para obtener el respeto de los demás hay que empezar por respetar. Y no he vuelto…aun estoy de vacaciones, pero he tenido un ratito y me ha apetecido unirme a este debate!Enrique, se pueden coger cosas de aquí o allá cuando se complementan. Como tu dices, el terreno emocional y el intelectual se complementan, deben cuidarse por igual. Pero hay cosas que no se complementan…no puedes estar de acuerdo con el método estivill y a favor de respetar los ritmos de nuestros hijos, por ejemplo. Una cosa, nos guste o no, excluye a la otra.

  11. >Mamá reciente, no me gustaría que pensaras que este post es en oposición al tuyo…simplemente me ha inspirado y animado para dar mi punto de vista. Yo también detesto las etiquetas y creo que todas intentamos hacer las cosas lo mejor que sabemos, pero esto no quita que no tengamos matices en nuestras formas de pensar. Mamá c/c, yo creo que hay situaciones en las que no se puede estar en el centro. Me explco: o estas a favor de respetar los ritmos y sentimientos de tu hijo, por ejemplo, o estas a favor del método Estivill. El hecho de discrepar con algunas cosas que se dicen en contra de este método por considerarlas salvajadas no te hace mas cercana a este y mas lejana lo otro, simplemente te situa en contra de una manera de pensar o expresar que no está relacionada con la base ideilógica en si, que es la pertinencia o no del método. Creo que hay aspectos que, por lo opuestos que son, no dan lugar a un término medio (otros muchos si). No se si me explico!!! a veces me lio yo sola!!!Misteriosa, me alegro de que te haya gustado. A veces puedo resultar mas o menos coherente, pero trato de ser siempre sincera.

  12. >Tienes razón, Ana, no me había dado cuenta. Se puede coger de aquí y de allí… si se complementan. Saludos.

  13. >Efectivamente, que me guste más o menos lo que se comenta en contra del método Estivill no me hace estar a favor de él. Pero sí que me hace estar más alejada de quienes lo critican. Aunque creo que en esto el mejor ejemplo es el de la lactancia materna. Yo estoy a favor pero no me gustan nada muchas de las cosas que leo de forma más o menos habitual. Eso no me hace estar en contra de la lactancia materna pero sí de la parte de la crianza natural que se identifica con esos comentarios y escritos. Por eso te digo que yo, en cuanto a la crianza natural, me siento próxima pero no dentro. Y por eso digo que me siento en el centro. Probablemente defendamos cosas casi idénticas, pero pienso que mis maneras y mi visión son bastante distintas en muchos aspectos.

  14. >Ariette:Creo que hay ideas que no pueden respetarse nunca (como el nazismo, el sexismo, la tortura, el racismo, la homofobia, etc), pero lo que sí hay que respetar siempre es a las personas. Si tú por ejemplo fueses racista, yo sería intolerante con tu idea, pero nunca te faltaría el respeto a ti. Una cosa es tu idea y otra cosa eres tú.Besos.

  15. >Creo que no se puede confundir a las ideas con las personas que las defienden. Que yo sepa nadie ha recibido el título de portavoz oficial de la Crianza con Apego. Por tanto no es posible valorar esa corriente por la pertinencia o impertinencia de tal o cual comentarista que la defienda. Al fin y al cabo, como en cualquier otra faceta humana, en su seno hay mejores y peores personas y siempre es posible encontrar quien mee fuera de tiesto y se permita el lujo de pontificar como si de la verdad revelada se tratase.Pero los principios son los principios y uno no debería manifestarse "alejado" de una idea solo porque no le gusten los comentarios de uno de sus defensores. Conocidos los argumentos que sustentan esa idea de la crianza, se está de acuerdo o no. Lo demás me parece enzarzarse en polémicas dialécticas que son como los árboles que impiden ver el bosque.Saludos.

  16. >Mama c/c, yo creo que el hecho de no me guste como defienden algunas personas por poner un ejemplo, la lactancia, no me lleva a pensar que no me gusta la gente que la defiende…no me gustan algunas personas, de la misma manera que no me gustan otras personas en muchos otros aspectos. Pero esto en ningun momento me hace poner en duda que sea lo mejor y seguir pensando que cualquier otra opción no es más que un sustituto que, aunque cumple su función (David tomo mucho bibe y doy fe de que es un niño sano)no deja de ser una opción B, jamás comparable.Enrique, yo en esto estoy con Arlette. Tienes razón en que por un lado estan las ideas y por otro las personas, pero a mi no me interesan ni creo uqe merezcan mi respeto personas con segun que valores. Un racista o un homofobo muestra un desprecio por el género humano que yo jamás podré entender ni mucho menos compartir. Son personas a las que no quiero a mi lado, por principios.Odiseis, estoy completamente de acuerdo en que las personas que defienden una idea pueden ser mas o menos afines a nosotros y que eso no debe impedirnos ver la ideología que está en la base. Yo estoy a favor de la crianza natural y de la maternidad consciente, y creo que lo defiendo de una manera respetuosa. El que otros lo hagan de manera diferente no me hace poner en duda mi afinidad con esta corriente de pensamiento.

  17. >Yo no pienso que ecista el término medio en ningún aspecto de la vida. La cosa con la crianza natural/respetuosa/con apego y la crianza tradicional es que, como seres imperfectos que somos, pensamos en la crianza natural como la antítesis de "las técnicas" tradicionales, o sea: crianza estricta y en el otro exremo, crianta libre. Pero también confundimos el término "libertad", la libertar se dice que termina cuando empieza la de los demás, pero se confunde mucho el término para ponerlo en lugar del "libertinaje" que es algo bastante diferente. Por eso yo pienso que caemos en el error de intentar buscar un punto medio, por eso de que nuestro tipo de crianza hace que los niños sean unos malcriados.

  18. >Si existe el termino medio. Es obvio que no se puede estar medio a favor de Estivill o no. Obvio que no es respetable la violencia.Pero si es posible amar y respetar a un hijo, colechar por ejemplo y darle biberón y no tetaen cualquier caso no quise polemizar. Quería explicar como me siento yo. De hecho la entrada estuvo en mi borrador dos semanas hasta que me decidí a ponerla.

  19. >Hola Ana,yo en este post no estoy de acuerdo contigo, si creo que se puede estar en el termino medio. Tal y como indicas, yo creo en la vacunacion, en la alimentacion natural, pero no siempre lo practico. Mi pitufo tambien en ocasiones toma potitos o gusanitos, procuro que tome cosas naturales, pero no a rajatabla. Practique el Estiviil satisfactoriamente sin ningun momento traumatico. Y soy mama teta, pitufo sigue lactando con 28 meses. Con lo cual, me considero en medio. No comparto ni un extremo ni el otro, pero si cositas de ambos.Besos¡

  20. >Ana:Respetar a alguien no implica tenerlo a tu lado. Es totalmente comprensible que no quieras tener relaciones con este tipo de personas (a mí tampoco me interesa). Pero no se soluciona la homofobia matando a las personas homofóbicas, sino atacando a la homofobia en sí misma. Eso es lo que quiero decir.Saludos.

  21. >Bueno, yo creo que, más que posicionarse uno mismo, "te posicionan"…Es decir, por ejemplo, a mi me pueden considerar extremista en temas de lactancia, pero yo no me considero extremista….Como todas, yo no me posiciono en ningún lado, pero la gente que me lee me puede "encasillar" en un determinado grupo….Si es bueno ser extremista o no, bueno, eso ya no lo se…. Pero, yo creo que, normalmente, a lo que la gente llama extremismo, es pura "pasión" de las personas….

  22. >No acabo de entender el tema hoy, porque ¿la crianza es una linea recta que va desde la crianza natural a ser pro Estivill? ¿Si no te planteas ni por asomo colechar pero no te gusta el método Estivill en que lugar de la línea estás? Si existe, yo no estoy posicionada en ningún punto de esa línea, encantada de la vida y como diría un conocido mío, mi método es que no tengo método. ¿y qué?Creo que la mayoría de las madres no estamos en ninguna línea sino que creamos nuestros propios puntos aislados y el querer alinearnos me parece un ejercicio de etiquetaje innecesario. No hay que olvidar que las que nos paseamos por la red somos una minoría y parece que se está creando un mundo paralelo.Por otra parte, la última frase suena muy bien pero no me parece cierta en absoluto, el radicalismo se encuentra tanto en las actitudes como en las ideas.La idea es la unidad fundamental del pensamiento y la actitud está supeditada a ella. Para mí que el nazismo fue algo más que un problema de actitud… pero eso es otro tema.

  23. >Hola!En mi opinión el tema del "centro" es complicado, y lo es porque no hay estilos de crianza "puros". Me explico: ¿Hay un "manual" de prácticas de crianza? ¿se han establecido unos métodos, usos prácticas…concretos? No, verdad? De hecho, no tiene ni una denominación concreta: crianza con apego, crianza instintiva, educación consciente, respetuosa, natural, en brazos, libre, etcetc; y con los métodos más conductistas, que están algo más definidos, pasa más o menos igual. Así que no puede haber centro, porque no creo que hayan extremos, sino tendencias. No es como las escuelas Waldorf, por ejemplo, que tienen unos principios, límites, métodos, herramientas, materiales y formas de hacer muy definidas, por lo que se le puede poner nombre sin muchas dudas (aunque muchos centros estén sólo influidos, y mezclen con otros sistemas educativos compatibles).Pero esta sociedad necesita etiquetas, necesitamos situarnos en un lado, otro u otro, definirnos y explicarnos… y si no encontramos la tendencia en la que encajar, pues supongo que ahí nos sale el término "centro", pero básicamente por desconocer el nombre de la etiqueta correspondiente (posiblemente porque no exista)Cada uno/a lo hace lo mejor que puede con sus principios, sus circunstancias, sus conocimientos, sus herramientas y su momento personal. Y ahí está la gracia, que cada familia educa a su manera (ojo, no todas las maneras de criar me parecen tolerables, ni mucho menos!).Respecto al ejemplo de Estivill versus colecho, sí que creo que hayan formas alternativas a las dos maneras, que a mí me pueden parecer complicadas, pero las hay. He trabajado con familias que no querían compartir habitación ni cama con sus hijos, pero que tampoco estaban de acuerdo con un entrenamiento conductista para dormir ni dejar que sus hijos lloraran. Han pasado meses (o años) enteros de habitación en habitación, cogiendo y soltanto al bebé, sentados en una silla al lado de la cuna, paseando por el pasillo en mitad de la noche… pero estaban convencidas de que eso era lo que le iba mejor a su familia. E igual que con el dormir, con otros temas.La ciencia puede respaldar y demostrar que unas prácticas sean más beneficiosas que otras, pero estos análisis siempre serán fragmentados, porque al método científico siempre le faltará el factor humano, la complejidad de las circunstancias. En fin, creo que las etiquetas, los posicionamientos, las definiciones…nos ayudan a situarnos y a formar "tribu", pero me parecen peligrosas por segregadoras. Pongámosle mucho amor, abertura de miras, reflexión y empatía… y llamémosle como queramos 😉

  24. >Como ya he comentado en otros blogs, a mí personalmente no me gustan mucho las etiquetas. Yo intento criar a mi hijo desde el amor y el respeto a sus ritmos y necesidades. Podríamos decir, que practico una crianza desde "el otro lado" (de ahí viene el título de mi blog), el lado del niño, lo que prima para mí son sus necesidades e intento adaptarme a ellos. Así que ha sido mi peque y no yo, el que ha ido definiendo mi estilo de crianza: antes de ser mamá no me hubiera planteado el colecho como opción y sin embargo ahora dormimos juntos porque ha sido una evolución natural; tenía claro darle pecho, pero no me planteaba una lactancia prolongada, sin embargo ahora pienso que le daré hasta que el quiera. Y así, podría poner muchos ejemplos más.Qué eso está más próximo a un estilo de crianza natural o pro-apego? Pues seguramente, pero yo no lo he hecho porque me haya planteado voy a seguir tal estilo, sino que intento cada día, hacer lo que pienso que es mejor para mi hijo y ya está.Difiero en lo que dices del radicalismo. Creo que está tanto en las ideas como en las actitudes y pienso que hay una gran diferencia entre creer en algo y defenderlo con pasión, o ser radical, postura que a mí no me suele gustar. Aunque por supuesto, haya determinados temas en los que me posicione totalmente en contra, como la violencia, el maltrato, etc…Y no me extiendo más. Un beso

  25. >Diana, posiblemente se trate de eso…no se tiene claro lo que el término libertad supone, se malinterpreta y por eso de tanto miedo posicionarse de ese lado abiertamente. No lo se, pero estoy de acuerdo con que no existe termino medio en todo.Mamá reciente, bajo mi punto de vista eso no es un término medio, sino una agrupación de ideas que efectivamente pueden ser complementarias o coexistir. Yo defiendo que no existe este centro en temas que considero que son imposibles de reconciliar, de ahí el ejemplo de Estivill y el colecho. Yo tampoco quiero generar polémica, simplemente he querido expresar mi opinión al respecto. Al fin y al cabo ese es el objetivo de los blogs, que podamos opinar y reflexionar en ellos. Pero como ya te dije, este post no está escrito "contra" el tuyo,sino a su lado, como otra linea de pensamiento o alternativa.Annie, yo tampoco soy extricta en lo de la alimentación…David adora los donuts, por ejemplo!!! pero respecto a lo que dices del método estivill, por ejemplo, yo no concibo practicarlo por mis creencias respecto a la crianza y porque lo considero perjudicial. Y eso no me ha hehco practicar el colecho desde el primer día, por ejemplo, sino que busqué alternativas. Pero alternativas que no me situan en el término medio poruqe ello implicaría estar medio a favor de Estivill. Busqué alternativas que me resultaran coherentes con mi penssamiento y compatibles con mi vida.Enrique, pues entonces estamos e acuerdo.

  26. >LadyA, yo tambien pienso que en ocasiones cualquier muestra de pasión o convencimiento con unos ideales se denomina extremisimo. Como si fuero malo apasionarse con las cosas!!! Euphorbia, al principio del post he definido lo que yo creo que es la crianza natural y la tradicional. Y luego lo he ejemplificado, con el fin de aclararlo, pero no con el objetivo de que se interprete al ejemplo como eje central del post, que es lo que se ha hecho.Respecto a que no estás en ningun punto de la linea…pues justamente eso es lo que defiendo!! que si no te identificas con unas cosas ni con otras…porque definirse en el término medio? simplemente tienes tu manera de hacer las cosas, sin más.Pero quiero aclarar una cosa, que creo que siempre se interpreta mal…para mi la crianza natural NO es un conjunto de prácticas ni métodos, sino la ideología que hay detras de estos y por lo tanto, no se puede decir que estás en medio cuando estás cogiendo cositas de aquí o allá porque, repito, no hablo de métodos sino de ideologías. En este sentido considero que es imposible mezclar las dos maneras de pensar, aunque no lo sea el aplicar este método de aquí y este de allá. Y respecto a la radicalidad de las ideas y de los actos, yo sigo pensando que es así….yo puedo creer firmemente que el pecho es lo mejor, pero aceptar y respetar a quien no lo dá. Pero tambien excluir y atacar a quien no lo hace. En este caso, está claro que el problema no es el pensamiento sino la actitud:

  27. >Anna, pero el ejemplo que me das acerca de esa familia con el sueño, no creo que los situe en el termino medio, porque el termino medio es aquel que aleja de una postura y acerca a otra en partes iguales y, como tu dices, en ningún momento se planteó el aplicar el método estivill por no creer en el. Por eso digo que no me gusta esa manera de expresar, que el termino centro no me gusta porque a mis ojos, genera mucha confusión.@Mousikh,me siento muy cercana a lo que cuentas que te ha pasado con tu hijo…yo tampoco estaba predispuesta a ir por donde he ido. Ha sido el quien me ha guiado y hago o dejo de hacer en función a sus necesidades. Pero es que esa es la filosofía de la crianza natural, el respeto por los ritmos y necesidades de nuestros hijos, el como cada uno lo aplique ya es otro tema. Creo que no hay que confundir la ideología con la manera de ponerla en práctica…puedes estar de acuerdo con el pensamiento y no con su aplicación y, por lo tanto, buscar tus propias alternativas.

  28. >Esta vez no estoy de acuerdo contigo, sí existe el término medio y te voy a poner 2 ejemplos muy claros.1.- Estoy a favor de la LM, pero cuando se acabó mi baja maternal tuvimos que alternar las tomas de biberón cuando yo no estaba con mi peque y no pasó nada, término medio ni sólo LM ni sólo biberón.2.- No somos partidarios del colecho, creo que tanto nosotros como el niño necesita su propio espacio, hemos tenido la cuna en nuestra habitación hasta que pasó a su cama con 2 años largos, él sabe q puede venir a nuestra cama si necesita mimos, está malito, ha tenido una pesadilla…pero él tiene su habitación, su cama, su espacio y sus papás tiene el suyo. Es decir, no practicamos el colecho, pero ha habido noches que ha dormido en nuestra cama.Desgraciadamente tanto por una cosa como por otra me he visto criticada, por los partidarios de la crianza tradicional y por los de la crianza con apego. En fin, como dice este post http://megustasermama.blogspot.com/2011/07/crianza-en-tierra-de-nadie.html me siento en tierra de nadie.Otra cosa, me ha decepcionado bastante tu mención a la política en el post.

  29. >Yo creo que si existe un termino medio y creo que tu estas en el .la crianza natural es ni mas que menos que lo que dice su nombre NATURAL , alimentarlo solo con el pecho ,( como he leido por la red un par de veces " que mono dejaria a su cria dormir solo ? y yo me pregunto que mono daria a su hijo leche en polvo?) no vacunarlo ,darle solo alimentos naturales y un largo etc , eso es crianza natural , lo demas es un termino medio , es siemplemente escoger lo que te gusta o te conviene , tu lo haces como mas te gusta y yo lo veo perfecto pero lo tuyo no es crianza natural al 100%

  30. >Se dice "crianza natural, el respeto por los ritmos y necesidades de nuestros hijos". Me parece pretencioso decir eso como si el resto de formas de criar no lo hicieran, se supone que todos los padres buscan respetar y satisfacer las necesidades de sus hijos. Manifestar que la crianza natural es eso implica asumir que el resto de crianzas no lo hace, lo que la erige como único método válido para los que así la definen. Me parece injusto con el resto de crianzas definirla así.

  31. >Yo en general, no me gusta estar en los extremos… repito en general. Es que en la vida, hay muchos colores… si algo no es negro, tampoco significa que es blanco. Si no estas boca abajo, tampoco quire decir que estar boca arriba. Estar en los extremos me parece como un caballo con anteojeras que solo ven lo que esta delante. Pero claro, hay cosas que no podemos plantear en el termino medio… como la violencia o currupcion, etc.En el tema de crianza natural, creo que hay gente que se lo pasa un poco de extremistas tambien. Si una madre no hace uno de los "mandamientos" de crianza natural, los que siguen la crianza natural al pie de la letra suelen "etiquetar" esas madres fuera del grupo de los padres que practican crianza natural. Yo practico colecho, doy el pecho (y ya vamos por 15 meses de lactancia materna), le doy a mi bebé mil milliones de besos al dia porque me da la gana y no porque es lo que dice la crianza natural, etc… pero no sigo todos lo que "el libro" de crianza natural dice pero me concidero una madre criando mi bebe lo mas natural posible… de echo, en el tema de lactancia, mi plan es dar el pecho hasta que mi bebé quiera…no importa la edad que tenga.Decir que o estoy haciendo la crianza natural o estoy estoy haciendo la crianza tradicional no es una manera de etiquetar? Porque tengo que definir mi manera de criar? En fin.Buena reflexion. Es una tema tambien que siempre me pasaba en la cabeza y gracias a tu entrada, me ha inspirado poner en escrito lo que pienso en esta tema. Me lo llevo este tema en mi blog 🙂Spanish Pinay

  32. >Tres razones que argumentan para mi gusto perfectamente, que se es totalmente y no a medias, respetuosamente se ve la posición de centro, que en ultimas para mi carece de criterio, mi opinión pero igual la respeto, porque entonces en la crianza, hoy limites y mañana no, hoy crianza con amor y mañana con indiferencia, pero bueno como dices absolutamente respetable ser de centro, pero a mi me gusta mas la posición definida!Un Besito marino

  33. >Siento que , una vez más, se están llevando mis palabras a un sentido equivocado y explico porqué: yo defiendo que se puede creer en una ideología y no predicar paso a paso con lo que el resto de personas que creen en ella dictaminan.Puedo creer en la lactancia, pero no dar por echo que es la única alternativa. Sin duda creo que es la mejor y que no es comparable con las demás opciones, pero toda opción es válida. Que está mal el biberón??? no…pero obiamente no es comparable.Que cito la política??? como un ejemplo. Pero no tengo NINGUN problema por situarme políticamente a la izquiera, muy favorable al comunismo incluso al anarquismo. Si yo soy así…por qué no decirlo?Se lleve al terreno que se lleve, lo único que yo defiendo en este post es que tomar un camino distinto al ya trillado no nos situa en el centro de nada, sino que define NUESTRA PROPIA POSTURA, mucho más rica que ampararnos y definirnos en oposición de unos parámetros ya marcados.Creo en la capacidad de cada madre de interpretar y definir la crianza de sus hijos, pero no creo esa costumbre de definirse en el término medio, que no aporta nada nuevo, simplemente escoge de aquí y de allá.Somos demasiado listas como para definirnos en torno a unos parametros establecidos y, por lo tanto, jamás deberíamos definirnos en la media. Simplemente porque todas nuestras decisiones nos hacen ESPECIALES, no una cifra más que se situa en uno u otro lugar.

  34. >Le guste a los "extremistas" o "puristas" mas o menos – tanto de un lado como del otro eh? – lo cierto es que el termino medio existe ;-)http://yoymisminiyos.blogspot.com/2011/06/yo-tambien-crio-con-apego.html

  35. >Yo creo en el término medio, de hecho creo que saber llegar a ese punto es conseguir la perfección y el equilibrio en la crianza de nuestros hijos.No creo que todo sea negro o blanco, ya lo dije en un post, hay un sinfín de colores y todos igual de agradables, según los ojos de quien los mire.TODO, en cuanto a CRIANZA CON AMOR, es respetable. Por supuesto que pegar a un niño no es respetable, pero eso, no se hace con amor. Así que hay que separar conceptos.El método Estivill, me toca un poco la moral, cuando algunas extremistas habláis de él. Estoy casi segura, que muchas de las que lo criticáis no lo habéis leído. Segura al 100%. Yo no lo practico. Pero sí, estando embarazada leí el libro, por curiosidad y sin estar "manipulada" porque no sabía las controversias que había generado este método. Cuando ya empecé a leer foros, me dí cuenta del lío que había alrededor de este libro y me quedé flipada de la cantidad de mentiras que se dice entorno a él. Estivill no te dice que abandones a tu hijo, ni que le dejes llorar, ni que no lo quieras, ni que no te preocupes por él…Otro tema que para mí también es intermedio es la lactancia. Yo estoy a favor de la teta, por favor, pues claro que es lo mejor porque es lo más natural, de eso no hay ninguna duda. Pero conozco bebés lactantes con cólicos y bebés de leche de fórmula sin cólicos, conozco bebés lactantes que al mes se han puesto malos, incluso de ingresarlos y bebés de leche de fórmula que no se han puesto malos en la vida, bebés lactantes y bebés de leche de fórmula que tienen el mismo vínculo afectivo con su madre…bebés lactantes que la madre los "rechaza" (depresión post-parto) y bebés de leche de fórmula cuya presión es menor y favorece que la mamá esté mejor con el bebé……….Ahora, las extremistas podéis poner el grito en el cielo con esto, pero, es así. Y, yo siento envidia de la buena, de todas las que practicáis una lactancia prolongada, pero quizás me tachéis de egoísta, mi vida cambió cuando dí el biberón, los días se me hacían menos duros y en muy poco tiempo estaba disfrutando de mi bebé al 100%. La dí todo lo que pude y eso ya me hace feliz!Como me dijo un día Mamá de Parrulín y me encantó el término, es que a mí me gusta la crianza con SENTIDO COMÚN.Espero que estés disfrutando de tus vacaciones!!!Ah, últimamente no se que haces que consigues revolucionarnos a todas eh?…jejejjee!!!…Saludos!!!!

  36. >Yoy mis mni yos, yo más que defender que existe el término medio, defiendo que hay un montón de alternativas y de maneras de hacer las cosas. Hablar de término medio es definirse en función a los dos extremos, cuando yo creo que la mayor parte de nosotras nos definimos por nosotras mismas, por nuestros actos.Jeza Bel, en mi caso he leido y releeido el polémico libro, entre otras cosas para saber de lo que hablo y a mi personalmente si que me parece que en su método hay abandono. Una cosa es que no se cite con esas palabras o se suavice de alguna manera, pero yo lo veo así. Y bueno…tampoco acabo de ver del todo claro que te dirijas a mi denominandome "alguna extremista". Yo no me considero extremista, desde luego y creo uqe jamás me he mostrado así en mi blog.Pero bueno, cada una ve las cosas de una manera. Y si..ultimamente me han salido algunos posts mas polémicos, pero creo uqe eso no es malo. Todo lo que se haga con la finalidad de contar un poquito más de uno mismo no creo que sea malo, aunque pueda resultar polémico.

  37. >Perdón si te ha ofendido el término extremista, pero me he referido en general puesto que en el comienzo de tu post arrancas diciendo "últimamente he leido que diferentes madres blogueras refieren que su manera de entender la crianza está en el término medio, huyendo de los extremos y posicionandose en el centro de estos.Y aunque me parece una opción muy respetable, no la comparto en absoluto" es decir que si no compartes el término medio porque huye de los extremos, es porque tú te encuentras en un extremo…si lo he interpretado mal, te pido disculpas!!En cuanto a los post polémicos, a mí me encantan, tampoco te lo tomes a mal, porque aprendo un montón tanto de lo que tu escribes como de los comentarios que te escriben y saco muchas conclusiones, así que te invito a que sigas escribiendo de esta manera, de verdad que no era una crítica si no una mera observación!!Y, lo de Estivill, pues está claro, que cada uno ve las cosas de diferente manera, y en la variedad está el gusto, si todos fuésemos igual el mundo sería muy aburrido, así que me alegro que tú si te hayas leído el libro y hayas sacado tus conclusiones, pero no todas las que lo critican lo han hecho.Lo más importante, es que estemos o no de acuerdo en nuestra forma de ver la crianza, podamos dialogar y seguir compartiendo opiniones, estoy segura, que incluso en algunos aspectos acercaremos posiciones y en otros a lo mejor nos alejemos a no más poder, pero creo que la finalidad es la misma, educar lo mejor que podamos a nuestros hijos, quererlos y mimarlos a más no poder o lo que es lo mismo, lo que para mí es crianza con amor.Disfruta de vuestro último día de vacaciones!!!Saludoss

  38. >Jeza Bel, no te preocupes, no me lo tomo a mal en absoluto. Solo quería aclarar que yo no me considero extremista, porque creo que extremista es aquel que lleva las cosas al extremo, algo que yo no hago. Sin embargo, me siento muy identificada con mi manera de entender la crianza, lo que hace que no me sienta en el término medio de nada. A lo largo de estos años me he ido definiendo y aplicando con David aquello que considero correcto y esto hace que me haya definido por mi misma. He encontrado mi forma de criar, que no es comparable con otras, puesto que es mía. Eso si!!! su base es la crianza natural, pero, por supuesto, adaptada a lo que mi sentido comun y mi día a día con David me piden.No sé si me he explicado. En ese sentido no me siento en el término medio, pero tampoco me considero extremista.Y que sepas que tus comentarios siempre son bienvenidos, a favor o en contra, porque me pareces una persona super reflexiva y dialogante, lo que me encanta.

  39. >Aunque me gustaría hacerlo, no tengo tiempo para contestarte, pero te remito a un par de post de mi blog por si te sirven de respuesta…http://laaventurademiembarazo.blogspot.com/2011/02/mamas-etiquetadas.htmlhttp://laaventurademiembarazo.blogspot.com/2010/09/teorias-y-metodos-vs-el-sentido-comun.htmlYo siempre he pensado que en término medio está la virtud…

  40. >Nereida, yo creo que la virtud está en la coherencia, en seguir los ideales de cada uno, en poner pasión en lo que se hace.Si adjudicamos la virtud al término medio, queremos decir con esto que todo aquel que no se identifique con este término está equivocado? por fortuna, la virtud se encuentra en muchas partes y en muchos pensamientos. De la misma manera que personas profundamente equivocadas tambien las hay de todas las ideologías.Estoy de acuerdo con muchas de las cosas que deciis, de hecho creo que lo que hay es, sobretodo, una diferencia en la terminología, en la manera en que cada una definimos el punto en el que nos encontramos.Porque yo no soy extremista y creo que eso es algo que dejo ver en mi blog, pero tampoco me identifico con el término medio. Soy como soy, y me niego a, por huir de una etiqueta, colocarme otra.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: